sábado 26/9/20

Tributación piscinas & vivienda

María pérez*
Si nos planteamos construir una piscina debemos saber que dicha obra soportará un IVA del 21%. | Cedida por Inter Asesoría
Si nos planteamos construir una piscina debemos saber que dicha obra soportará un IVA del 21%. | Cedida por Inter Asesoría

Tras la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 y el confinamiento al que nos vimos abocados, vaga por la mente de muchos de nosotros la idea de construirnos una piscina, comprar una casa, adquirir un terreno… en aras de mejorar la calidad de vida ante el temor de que se vuelva a repetir dicha situación.

Pero ¿qué tenemos que saber respecto a la tributación de estas operaciones? Vamos a ver la diversa casuística que nos podemos encontrar:

Construcción de piscina:

Si disponemos de una vivienda unifamiliar o un terreno y lo que nos planteamos es construir una piscina debemos saber que dicha obra soportará un IVA del 21%. La doctrina que aplica la AEAT establece que la aplicación del tipo de IVA reducido (10%) no se extiende a las ejecuciones de obras que tengan por objeto la construcción/reforma de piscinas o instalaciones deportivas. Por tanto, tributan al 21% independientemente de que se construya para una comunidad de propietarios o para el propietario de una vivienda unifamiliar. Así mismo, los servicios de mantenimiento periódico, tanto de piscinas como de instalaciones deportivas, también tributarán al 21%.

Adquisición de terreno:

Si lo que nos planteamos es adquirir un terreno para construirnos una piscina y así disponer de una parcela de recreo, para pasar los fines de semana….y mejorar así la calidad de vida en estos tiempos de distanciamiento social tenemos que saber que por la adquisición del terreno debemos hacer frente al pago del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), en cuanto a impuestos se refiere. El ITP es un impuesto que liquida la Xunta de Galicia y el tipo de gravamen que se aplica a la base imponible, con carácter general, es el 10% para la transmisión de bienes inmuebles. Un dato importante a tener en cuenta en la toma de decisiones son las deducciones/bonificaciones existentes; pues si la parcela que queremos adquirir se puede calificar como rústica según el artículo 31 de la Ley 2/2016 de 10 de febrero (Ley del suelo de Galicia) se aplicará una deducción del 100% a la cuota. Por la construcción de la piscina seguiremos soportando el 21% de IVA.

Construcción / Adquisición vivienda:

Si el proyecto que tenemos en mente es adquirir una vivienda unifamiliar debemos saber que si se trata de una vivienda nueva el principal impuesto al que tenemos que hacer frente es el IVA, que se sitúa en el 10%.

En el caso de que se trate de una vivienda de segunda mano, entonces, el mayor impuesto que tendremos que liquidar es el ITP, que como bien dijimos anteriormente, para bienes inmuebles es el 10%. Si bien es cierto que existen tipos impositivos reducidos para discapacitados, familias numerosas y menores de 36 años. Y que además, los contribuyentes que puedan aplicar dichos tipos impositivos reducidos, tendrán una deducción del 100% de la cuota siempre que la vivienda se encuentre situada en alguna de las parroquias consideradas como zona poco poblada o zona rural según la Orden 9 de Febrero de 2017.

Si lo que tenemos en mente es construir una vivienda unifamiliar, debemos tener en cuenta que en lo que respecta a impuestos, tenemos que contemplar el ITP del 10% para la adquisición del terreno (si no disponemos de él). En cuanto a la construcción de la vivienda, ésta tributará por IVA, siendo aplicable tipo reducido del 10% para las construcciones de edificaciones destinadas principalmente a viviendas, incluidos los locales, anexos, garajes, instalaciones y servicios complementarios. Eso sí, las piscinas quedan excluidas del IVA reducido del 10% por considerarse “artículo de lujo”..

Ante la variedad de escenarios tributarios que nos podemos encontrar, si estamos pensando en construir una piscina o disponer de un espacio natural ante un posible nuevo confinamiento, aconsejamos informarse con un profesional para evitar posibles errores en el cálculo de los impuestos que tenemos que afrontar.

*María Pérez

Asesora Fiscal en Inter Asesoría

Comentarios