Xunta y Ministerio dan el visto bueno a la llegada a Sanxenxo de los Next Generation, cuyo grueso irá al Pazo de Quintáns

Una vista de archivo del interior del recinto del pazo

El Concello de Sanxenxo ha recibido la primera confirmación de la llegada de fondos europeos Next Generation. La Xunta de Galicia y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo han dado su aprobación al Plan de Sostenibilidad Turística, un proyecto presentado por el Ayuntamiento para el que recibirá una subvención de 2 millones de euros, repartidos en tres anualidades. Gran parte de estos fondos —1,3 millones— se destinarán a la segunda fase del Pazo de Quintáns.

Este dinero llegará en varias anualidades: Sanxenxo recibirá en 2022 un total de 780.000 euros; en 2023, 525.000 y en 2024, 82.000 euros.

En esta citada segunda fase de rehabilitación del Pazo de Quintáns, el objetivo es convertir el edificio y su entorno en un “nuevo polo turístico que permita diversificar la oferta y poner en valor el patrimonio del municipio”, valoran desde el ejecutivo.

El proyecto consta de cuatro ejes de actuación: Creación del centro de la cultura gastronómica Rías Baixas, mejora del entorno, dotación digital y sistemas ecoeficientes.

El Concello busca así convertir el Pazo en el Centro de la Cultura Gastronómica de las Rías Baixas con un carácter multidisciplinar y con fuerte calado cultural, pero también experiencial basado en los valores del territorio en la gastronomía local y su interrelación con el territorio. La actuación prevé la dotación de contenidos museográficos, así como de suministros y mobiliario. Por lo tanto, se convertirá en un escaparate que muestre y difunda la cultura y patrimonio asociados con espacios de descubrimiento, degustación y de encuentro.



Mejora también del entorno


El Pazo de Quintáns verá mejorado su entorno mediante la recuperación medioambiental de los jardines exteriores y las huertas tradicionales. La actuación incluye un programa de recuperación de plantas tradicionales que mejorará considerablemente el entorno natural del equipamiento y que no supondrán un gasto de agua adicional. También se desarrollarán tareas de conservación y recuperación de especies, investigándose igualmente métodos de cultivo regenerativos del suelo. Justamente, la regeneración del suelo, defiende la administración local, “contribuirá a la captación de dióxido de carbono y a la mitigación del cambio climático”.

La propuesta incluye la creación de un invernadero experiencial para la celebración de eventos con una agenda de citas gastroculturales que pongan en valor la riqueza ecosistémica y gastronómica del territorio. También se contempla el acondicionamiento de un estacionamiento exterior que mejorará el control de flujos en el entorno del Pazo de Quintáns.

Del mismo modo, se prevé la dotación ecoeficiente del Pazo, por lo que las instalaciones serán equipadas siguiendo los estándares de sostenibilidad y eficiencia energética. El espacio museográfico será dotado con sistemas de iluminación led y sensores de movimiento que minimicen el consumo energético, así como la instalación de tecnología que regule el caudal de agua en los aseos.

Otro de los ámbitos de actuación será la seguridad de las conexiones eléctricas para evitar incendios que puedan afectar a este Bien de Interés Cultural (BIC).

El proyecto incluye además experiencias inmersivas para potenciar los principales atractivos del territorio: La arquitectura palaciega, su entorno natural y la gastronomía local, esta última asociada a los recursos ecosistémicos.

“Será un espacio de disfrute cultural y gastronómico donde el visitante podrá interactuar con los productos locales a través de las herramientas museográficas digitales, que ayudarán a conocer los productos principales de la gastronomía local y su significación con el entorno”, concluyen desde el Concello sanxenxino. 

Xunta y Ministerio dan el visto bueno a la llegada a Sanxenxo de los Next Generation, cuyo grueso irá al Pazo de Quintáns

Te puede interesar