jueves 26/11/20

Guerra de escaparates en el Samaín de Catoira

El concurso de escaparates organizado por el Concello de Catoira y el colegio Progreso con motivo de la festividad del Samaín ha terminado en rebelión de tres de los cuatro participantes

Decoración de uno de los comercios inscritos en el certamen
Decoración de uno de los comercios inscritos en el certamen

El concurso de escaparates organizado por el Concello de Catoira y el colegio Progreso con motivo de la festividad del Samaín ha terminado en rebelión de tres de los cuatro participantes, que aseguran que se han incumplido las bases del certamen y exigen que el premio (de 200 euros) quede desierto. Todos los comercios inscritos, con la única excepción del ganador (el estanco Manteiga), han firmado un escrito dirigido al Concello en el que lamentan la “mala organización” y exigen que “se fagan ben as cousas”, recordando que a los participantes se les obliga a cumplir las bases.
Estas indicaban que el ganador se haría público a través de la web del Concello ayer, 31 de octubre, coincidiendo con la Procesión de Caveiras. Sin embargo, el martes ya se conocía el escaparate triunfador. “O día 29 pola mañá a gañadora xa foi informada a través de chamada telefónica por parte do Concello”, deferencia que no se tuvo con el resto de participantes, que se sienten “enganados e indignados por parte da organización”. Una de las tiendas inscritas, una frutería, hizo patente su enfado retirando la decoración de su escaparate en cuanto se generó la polémica. Los otros dos comercios no llegaron a ese extremo para no truncar la ilusión “dos rapaces” que ayer recorrieron las calles de la villa en la Procesión de Caveiras, comenta la propietaria de una tienda. De hecho, incluso propone que para años próximos sean los niños del colegio los que elijan al ganador, para eliminar cualquier suspicacia sobre un posible “tongo. Ellos mismos hacen que la gente piense que lo hay”, dice refiriéndose a la organización.
En el jurado está otra de las quejas de estos tres comercios. Debía estar formado por un representante del colegio, otro del Concello y un tercero de una asociación del municipio. Para este último papel fue designada una vecina integrante de la comisión de fiestas de Coaxe, colectivo “que non existe desde xaneiro”. A esto añaden que “algúns participantes non viron en ningún momento” a los miembros del jurado valorando sus escaparates.
Dejando claro que “non queremos perxudicar a ningún dos participantes”, piden la nulidad del concurso, una posibilidad que el alcalde, Alberto García, se negó siquiera a valorar. Sus únicas palabras al respecto fueron que “eu non participei niso, non teño nin idea”. Otras fuentes municipales atribuyeron a “unha filtración” que el ganador se conociese con antelación, pero insisten en que “as bases cumpríronse” porque el fallo se publicitó ayer en la web. Sobre el jurado, comentan que no existe en el Concello ningún registro oficial de asociaciones.
Por su parte la cuarta comerciante en discordia, la ganadora, prefirió no hacer demasiados comentarios, más allá de asegurar que su escaparate “está muy trabajado”. A ella le pidieron también que firmara el escrito dirigdo al Concello, pero se negó.

Comentarios