lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Rechazo unánime, pero polémico, al taller pirotécnico en Catoira

Los vecinos acudieron con pancartas y carteles al Pleno de Catoira

El Pleno de Catoira adoptó, por unanimidad, apoyar el escrito presentado por el Concello ante la Subdelegación del Gobierno para rechazar la pirotecnia en el alto de Coaxe. Pero, como suele pasar en la política vikinga, no hubo camino de rosas y los grupos políticos se enzarzaron en las “espinas” de un proceso sobre el que hay versiones muy divergentes.


El alcalde, el socialista Alberto García, asegura que se siguieron los pasos que marca la legislación, es decir, conceder el permiso para el galpón (“o contrario sería prevaricar”) y mostrar el rechazo de la administración municipal ante el organismo competente. Este escrito, enviado en julio, fue precisamente el que hoy ratificó la Corporación.


“Non facía falta tanto follón”, apunta García, que carga contra el BNG por votar en contra de la urgencia del Pleno que ellos mismos solicitaron y también tiene dardos para algunos de los vecinos que acudieron como público. “Algúns vendéronlle terreos á pirotecnia”, señala.


Los nacionalistas no se quedan atrás y acusan a García de “facer falcatruadas”, poniendo el Pleno el día de inicio del colegio y a las diez de la mañana pese a que, apuntó Xoán Castaño, no evitó la presencia de la plataforma. El nacionalista incidió en que el alcalde sabía desde noviembre de 2021 que había intención de poner una pirotecnia en Coaxe pese a que, aseguró, “mantense na mentira”. Por su parte, Iván Caamaño, del PP, mostró su apoyo a los vecinos, que a cambio le brindaron algún que otro abucheo que el nacionalista Castaño achacó a la “equidistancia” del joven edil. “Non temos nada que ver co goberno local. Colaboramos traendo obras e proxectos pero non firmamos papeis nin permisos”, se defiende Caamaño, que asegura que García está en la Alcaldía porque “o BNG non cumpriu”.


Petición de la plataforma

Por su parte, la plataforma vecinal contraria a la pirotecnia, que se declara al margen de cualquier partido, también se mostró crítica con el alcalde, al que acusó de no contestar sobre las cuestiones urbanísticas. Defienden los vecinos que el almacén de aperos tiene más superficie de la permitida y reclamen que se incoe expediente de reposición de legalidad. “Non é un mundo salvaxe”, advierte Alberto García.

Rechazo unánime, pero polémico, al taller pirotécnico en Catoira

Te puede interesar