jueves 02.04.2020

Caldas renuncia a ser sede del GES ante el “elevado risco” de subrogación del personal de Valga

La Xunta lamenta el “cambio de postura” del Concello y busca alternativas para que la comarca tenga cobertura
Protesta de los trabajadores del GES de Valga tras el cierre del servicio y el despido | gonzalo salgado
Protesta de los trabajadores del GES de Valga tras el cierre del servicio y el despido | gonzalo salgado

El Concello de Caldas renuncia a ser sede del Grupo de Emerxencias Supramunicipal de la comarca de Ulla Umia ante el “elevado risco” de tener que subrogar, en un futuro, a los trabajadores despedidos en Valga. Así lo explica el alcalde del municipio, Juan Manuel Rey, que ayer dio a conocer su respuesta al conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda.

El regidor socialista asegura que cuenta con “informes contundentes” que advierten de la posibilidad de que, una vez puesto en marcha el grupo municipal, se produzcan sentencias favorables para los trabajadores del GES de Valga despedidos y, ante su petición de readmisión, tengan que ser asumidos por parte de la administración caldense.

“Poríamos así con 24 traballadores”, explica Rey, sumando los que serían necesarios para constituir el grupo a los que cesaron de sus funciones en el municipio vecino a finales del año.

“Nós non estamos aquí para solucionar os problemas laborais do Concello de Valga”, apunta el socialista, que califica la propuesta de “regalo envelenado”.

Rey asegura que solicitó a la administración autonómica un nuevo GES, pero lo que recibe es “o mesmo” que el de Valga, ya que es supramunicipal. El regidor incide en que volvió a solicitar a Vicepresidencia un cambio de criterio, pero “non o viron oportuno”.

El gobierno de Caldas es consciente de la necesidad de este servicio. Por ello, en la reunión que  mantuvo ayer con alcaldes de la comarca, Rey reiteró su disposición a que, en el caso de que algún otro concello se ofrezca como sede, Caldas siga aportando el 50 por ciento de la cofinanciación, “que nos corresponde por poboación”.

Sin cobertura

Sin embargo, desde la Xunta de Galicia muestran su pesar por la decisión del Concello de Caldas, que consideran un “cambio de postura”. La nueva decisión deberá ser remitida a la Comisión de Seguimento para que se aborde una ubicación alternativa ya que “o que non pode ocorrer en ningún caso é que a comarca de Ulla Umia se manteña sen cobertura de emerxencias, como leva ocorrendo durante todo 2020”, señalan desde el departamento que dirige Alfonso Rueda. Vicepresidencia mostró su preocupación por los “dous meses perdidos desde que en decembro se adoptou a decisión de crear un GES en Caldas ata o cambio de postura materializado esta semana polo Concello”. La Xunta señala que las condiciones que se le ofrecieron a Caldas “eran as mesmas que en calquera outro concello de Galicia que conte cun GES, un servizo que permite dotar de medios profesionais en materia de emerxencia”. Los grupos se crearon en 2013, consensuados por administración autonómica, diputaciones y municipios y con el objetivo, señalan desde Vicepresidencia, de ofrecer “unha resposta áxil e eficaz a todos os cidadáns galegos ante calquera incidencia”.

Conflicto judicial

El GES que prestaba servicio a Ulla Umia funcionaba con sede en Valga pero, tras una serie de conflictos laborales, el gobierno de Bello Maneiro decidió a finales del año pasado renunciar al servicio. Una medida que los trabajadores achacan a las denuncias interpuestas en los juzgados, a las que ahora se suman las de despido. Los doce piden la readmisión, y Caldas teme verse en medio de este problema. “Eu non podo levar iso ao Pleno”, sentencia Rey.

Comentarios