sábado 11.07.2020

Consternación en la ciudad por la muerte de Santiago Iglesias, gerente de La Junquera

Cientos de personas, sino miles, han pasado desde ayer por la tarde por el tanatorio de Rubiáns para dar el último adiós a Santiago Iglesias Rey, gerente de Automoción La Junquera. 

santiago iglesias (segundo por la derecha), junto a su padre
santiago iglesias (segundo por la derecha), junto a su padre

Cientos de personas, sino miles, han pasado desde ayer por la tarde por el tanatorio de Rubiáns para dar el último adiós a Santiago Iglesias Rey, gerente de Automoción La Junquera. La noticia de su fallecimiento ayer dejó consternados a los vilagarcianos que conocían de sobra a una persona que colaboraba con numerosos colectivos de la ciudad, tanto en el ámbito del deporte como de ayuda social. Santiago Iglesias falleció con solo 42 años víctima de una larga enfermedad.

Tomó las riendas de Automoción La Junquera de la mano de su padre hace años y ocupaba la gerencia, trabajando también con su hermano. Quienes le conocen explican su pasión por su trabajo al frente de la empresa y recordaban que “era el primero en llegar y el último en salir”.

Pero ayer el tanatorio era el reflejo de su afán colaborador por ayudar en todo cuanto pudiera. Representantes de los más variados colectivos del municipio, especialmente del deporte, quisieron despedir ayer a quienes tantas veces les ayudó en los últimos años. Y es que también le describen como una persona que “colaboraba con todos”, lo que lleva a concluir que “es una pérdida muy importante para Vilagarcía”.

Además de su dedicación a Automoción La Junquera, Santiago Iglesias era conocido por tener marcadas como “sagradas” tres fechas en el calendario: la Cabalgata de Reyes, la Festa da Auga y el martes del Carnaval, eventos en los que participaba y que disfrutaba con la Peña La Junquera. De hecho, todos recordaban que este año incluso pudo organizar la asistencia a la Cabalgata de Reyes.

El entierro será a las seis menos cuarto de esta tarde en la iglesia parroquial de Santa Eulalia de Arealonga. Después del funeral los restos mortales serán trasladados al cementerio de Rubiáns.

Comentarios