martes 22.10.2019

El ECO ejecuta una operación antidroga en O Salnés con una decena de detenidos

Entre los arrestados estaría M.O.G. cuyo nombre saltó en la operación Campeón y un cuñado suyo fue detenido hace meses
Agentes del ECO de la Guardia Civil ante el portal donde se realizó el registro de la calle Ourense de Cambados y con el arrestado M.O.G. | mónica ferreirós
Agentes del ECO de la Guardia Civil ante el portal donde se realizó el registro de la calle Ourense de Cambados y con el arrestado M.O.G. | mónica ferreirós

El Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de la Guardia Civil desarrolló ayer en la comarca de O Salnés un amplio dispositivo para la desarticulación de una organización presuntamente dedicada al narcotráfico. Al cierre de esta edición, la operación continuaba abierta y se había saldado con la detención de una decena de personas. Entre ellas está un cambadés de unos 40 años de edad y que se responde a las iniciales de M.O.G.. Se trata de un viejo conocido por las fuerzas del orden y cuyo nombre apareció en la investigación de la operación Campeón sobre la subvención fraudulenta de ayudas públicas. Además, a finales del año pasado fue arrestado un cuñado suyo por la Policía Nacional en el mayor golpe al tráfico de estupefacientes realizado en los últimos años en la capital gallega.

Los agentes practicaron registros en varias localidades de la comarca como Cambados, Vilagarcía y Vilanova de Arousa, además accedieron a un taller de reparación de coches, ubicado en las inmediaciones del puerto vilagarciano, de donde se llevaron un todoterreno y dejaron precintado un turismo supuestamente propiedad de los arrestados. Fuentes conocedoras del caso señalaron que los investigadores podrían estar en la búsqueda de caletas hechas en vehículos para transportar la droga.

Las entradas se realizaron por la mañana en medio de un amplio dispositivo en el que los efectivos del ECO contaron con apoyo de agentes del grupo de seguridad ciudadana Usesic de Pontevedra. El primero se detectó en la Rúa Ourense de la capital del albariño a donde los agentes llegaron sobre las nueve de la mañana con M.O.G. esposado, según relataron testigos presenciales a este diario.

El dispositivo no pasó desapercibido porque se desarrolló en pleno centro urbano cambadés, pero también por el ruido que procedía del piso donde reside el arrestado y que los agentes registrado concienzudamente. Y es que, de hecho, emplearon una rebarbadora, un martillo y un pico que debió de romperse en la operación porque a la salida solo portaban el mango de madera. El objetivo sería encontrar escondites en la viviendas donde pudiera haber información de interés para los investigadores.

Detalles

Los guardias abandonaron el municipio sobre las 11:30 horas portando diversas cajas con material y en compañía de M.O.G. esposado para continuar con la revisión de las propiedades vinculadas a una organización que está bajo sospecha de dedicarse al tráfico de estupefacientes.

En la jornada de ayer no trascendieron muchos  más detalles del dispositivo porque aún permanece abierto, pero sí trascendió que también hubo presencia policial en Vilanova de Arousa, en las inmediaciones de la capilla de San Mauro, y se vio a los agentes revisando un garaje del edificio Lara, en calle Edelmiro Trillo de Vilagarcía de Arousa.

Balance provisional

El balance de arrestados a última hora de ayer ascendía a al menos una decena de personas, que fueron trasladadas a la Comandancia de Pontevedra para su toma de declaración. No obstante, la cifra podría ascender y según fuentes conocedoras del caso, estas actuaciones proceden de un dispositivo anterior.

Un hermano de la pareja  del cambadés arrestado fue detenido en noviembre del año pasado junto a otras 11 personas en el marco de la operación “Marea”. Fue desarrollada por la Policía Nacional y permitió intervenir 8.800 dosis de diferentes sustancias estupefacientes y desarticular dos puntos de venta de droga; uno cerca de centros escolares de Santiago de Compostela. Se trató, según fuentes del cuerpo nacional, del mayor golpe contra el narcotráfico dado este año por la Policía Nacional en la capital gallega. Además, se instó la prohibición de disponer de un bien inmueble situado en Ibiza propiedad de uno de los investigados, con un valor estimado en torno a un millón de euros.

Comentarios