Estrategia para diseñar nuestra propia declaración de la Renta

Se establece un nuevo tramo para aquellos cuya base supere los 300.000€ para el cual se fija un tipo impositivo del 47 % | Cedida Inter asesoría

Llegado el mes de diciembre, con la finalización del año, siempre es recomendable echar la vista atrás sobre los rendimientos obtenidos a lo largo del ejercicio y así poder hacer balance y ver qué medidas podemos tomar para reducir la factura del IRPF.

Aunque el año 2021, segundo año COVID-19, no trae consigo demasiados cambios normativos en cuanto a IRPF, dado que la mayor parte están previstas para el próximo ejercicio económico 2022, para poder valorar las acciones a llevar a cabo para rebajar el IRPF vamos a mencionar las novedades que nos afectarán en nuestra próxima declaración de la renta:


* Nuevo tramo IRPF: se establece un nuevo tramo para los grandes contribuyentes, es decir, para aquellos cuya base supere los 300.000€ para el cual se establece un tipo impositivo del 47%.

* Limitación aportación plan de pensiones: una de las medidas más clásicas para ajustar el resultado de la declaración de la renta se ve limitada pues para el ejercicio 2021 se baja el límite máximo de aportación de 8.000€ a 2.000€.

* Deducción mejora eficiencia energética: se ha introducido una deducción temporal por obras en viviendas y edificios residenciales orientadas a mejorar la eficiencia energética. Es decir, las cantidades invertidas en obras de rehabilitación que tengan como objetivo alcanzar mejoras en la eficiencia energética, tanto de la vivienda habitual como arrendada para uso como vivienda (conforme a la normativa sobre arrendamientos urbanos) y debidamente justificadas con el certificado de eficiencia energética, serán objeto de una deducción de entre el 20% y 60%. Esta medida fue aprobada con efectos de octubre 2021, por lo que para este ejercicio no proporciona mucho margen de maniobra.

A parte de las novedades mencionadas, no podemos dejar de recordar las medidas más tradicionales pero que no dejan de tener impacto en la declaración de la renta:

* Dos o más pagadores: si en el curso del año has tenido dos pagadores o más y entre ellos has percibido prestación por desempleo, es importante saber que en el ERTE no retienen más del 2% por lo que puedes solicitar que te incrementen la retención en diciembre para ajustar la retención en el cómputo global del año. Señalar que esta medida (incrementar la retención en diciembre) supone reducir el importe líquido de la nómina por lo que el contribuyente deberá valorar si prefiere ver reducida la nómina de diciembre o si lo prefiere pagar con la declaración de la renta.

En lo relativo a rendimientos del trabajo recordamos que son deducibles las cuotas a sindicatos y colegios profesionales, siempre y cuando se cumpla con los requisitos reglamentarios así como los gastos de defensa jurídica en los casos de litigios con el empleador hasta su importe máximo.

* Deducción vivienda habitual: otra de medidas más tradicionales es la deducción por vivienda habitual. Si se cumple con los requisitos normativos para su aplicación se puede maximizar mediante amortizaciones parciales hasta llegar al límite máximo de aportación establecido en 9.040€.

* Deducciones: es aconsejable revisar todas las deducciones, tanto estatales como autonómicas, para estudiar si cumplimos los requisitos y son aplicables.

* Planificación de las inversiones: este aspecto es importante dado que las ganancias y pérdidas son compensables entre sí, por tanto una buena planificación puede reducir su impacto.

Aquí, vamos a hacer mención especial a las criptomonedas, que tan en auge se encuentra en los últimos tiempos. El tratamiento de sus transacciones (ventas o permutas) en renta es de una ganancia/pérdida patrimonial como si de cualquier otro activo financiero se tratase, registrándose en la base imponible del ahorro. Así mismo, en relación a las criptomonedas también nos encontramos con la minería, en este caso el contribuyente que se dedique a la minería de criptomonedas deberá declararlo como actividad económica.

El objetivo que se persigue con la planificación del impacto fiscal en nuestra renta es la optimización de nuestros recursos económicos, motivo por el que es necesario recibir el asesoramiento de un profesional especializado que pueda estudiar las deducciones aplicables e identificar los rendimientos obtenidos sujetos a gravamen en cada caso.



*María Pérez

Asesora Fiscal en Inter Asesoría

Estrategia para diseñar nuestra propia declaración de la Renta

Te puede interesar