domingo 12.07.2020

Mar gana la batalla contra dos mariscadoras que se negaron a hacer vigilancia en Vilaxoán

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha emitido un fallo favorable a la Consellería do Mar en la batalla abierta contra dos mariscadoras de Vilaxoán que se negaban a hacer los turnos de vigilancia.

Mariscadoras faenando en la zona
Mariscadoras faenando en la zona

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha emitido un fallo favorable a la Consellería do Mar en la batalla abierta contra dos mariscadoras de Vilaxoán que se negaban a hacer los turnos de vigilancia. La lucha judicial se remonta a años atrás cuando seis mariscadoras vilaxoanesas presentaban un contencioso contra la Xunta después de que esta decidiese anularles el permiso de explotación (permex) al negarse a vigilar los bancos marisqueros. El caso recorrió diferentes estamentos judiciales y ha sido ahora el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia el que ha fallado en favor de la Xunta. Así pues, las dos mariscadoras que siguieron en la contienda judicial hasta el final, pierden definitivamente su permiso de explotación.
Las afectadas tienen la opción de recurrir ahora ante el Tribunal Supremo, pero ya han decidido descartar este último cartucho. Las dos mariscadoras que llegaron hasta el final se sentían ayer decepcionadas después de años luchando por la causa.

antecedentes
La negativa de seis mariscadoras, algunas de ellas vinculadas directamente al órgano de la Cofradía, de hacer tareas de vigilancia llevó en su día a la Xunta de Galicia a suspender su permiso de explotación. La mayoría de ellas recurrió la decisión y pidió además medidas cautelares para que, mientras durase el proceso judicial, pudiesen igualmente trabajar en la seca en las tareas que venían desarrollando habitualmente. Fue a finales de 2013 cuando el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia falló en aquella ocasión a favor de las mariscadoras aprobando las citadas medidas cautelares y permitiéndoles volver provisionalmente al trabajo.
El máximo órgano judicial autonómico falla ahora en favor de la Consellería y echa por tierra la lucha de las mariscadoras. n

Comentarios