martes 10.12.2019

Ravella advierte de que si Itma cumple los requisitos la adjudicación será inevitable

El gobierno local recuerda en cualquier caso que los contratos cuentan con una cláusula social
Tania García Sanmartín mostró su comprensión con la preocupación de las trabajadoras del servicio de limpieza | gonzalo salgado
Tania García Sanmartín mostró su comprensión con la preocupación de las trabajadoras del servicio de limpieza | gonzalo salgado

La adjudicación a Itma del servicio de limpieza y mantenimiento de los edificios dependientes del Concello será inevitable en caso de que la firma cumpla con los requisitos establecidos en el pliego de condiciones técnicas y administrativas. Lo contrario, señala la portavoz del gobierno, la socialista Tania García Sanmartín, “sería incurrir en un delito de prevaricación”.

En cualquier caso, el concurso todavía no está resuelto. Los servicios técnicos municipales están evaluando la oferta, siguiendo el procedimiento habitual, para comprobar si cumple la normativa, prescripciones administrativas y técnicas y demás requisitos de los pliegos.

En el ejecutivo son conscientes de la preocupación de los trabajadores ya que, señalan, mantienen “diálogo permanente con los sindicatos”. Por eso, también inciden en que “el Concello incluye cláusulas sociales en todos sus contratos para tratar de garantizar las condiciones laborales de los trabajadores de sus concesionarias”.

Uno de los motivos que alegó Clece para renunciar a la prórroga del servicio fue precisamente que los beneficios no eran muy cuantiosos. Por ello, desde Ravella hacen hincapié en que en este concurso se incrementó un 14 por ciento el presupuesto de licitación con respecto al anterior.

Eso sí, el gobierno local lamenta que solo se presentase una oferta y reconoce que “lo ideal” sería que hubiese “más ofertas para evaluar”. Una vez que el concurso se adjudique, recuerdan fuentes municipales, “el Concello no tiene ni tendría en el futuro relación ni obligación contractual directa con los trabajadores. El contrato es con la empresa adjudicataria que, tal y como establece el pliego, tendrá que subrogar” a la plantilla actual.

Lo que sí se comprometen desde el equipo que preside Alberto Varela es, como “en cualquier concesión de un servicio” a mantenerse “vigilante” y velar “porque la empresa adjudicataria cumpla las condiciones del pliego, incluidas las relativas a la normativa laboral”.

Advierten de que, en caso de incumplimiento, “se adoptarían las medidas legales que correspondiesen”. En cualquier caso, las trabajadoras no están preocupadas por la pérdida de sus puestos de trabajo, garantizada en el propio contrato, sino por posibles retrasos en sus nóminas. Desde Ravella muestran comprensión con “la lógica preocupación” de la plantilla.

Única oferta

La empresa Itma SLU, con sede en Asturias, es la única que presentó oferta al concurso puesto en marcha por el Concello. La empresa ya asumió la limpieza en el Hospital do Salnés, manteniendo diversos conflictos con la plantilla por impago de diversos conceptos de las nóminas, como pagas extraordinarias. Grupos como Marea da Vila se sumaron a la preocupación de la plantilla.

Comentarios