lunes 16.09.2019

La ‘Manada Pixelada’

La respuesta de las organizaciones feministas y el tratamiento de los medios de comunicación dada a la violación de una joven en Bilbao por seis jóvenes magrebíes están dejando al desnudo las motivaciones de las primeras y las vergüenzas de los segundos. Basta con comparar la reacción ante la famosa, y pareciera que única, ‘Manada de Pamplona’. Entonces, en aquellos Sanfermines, conmoción general, despliegue mediático continuo, clamor político ensordecedor y nacionalidad e identidad de los detenidos no solo publicada sino exhibida hasta la saciedad e imágenes de todos y cada uno de ellos. ¿Qué ha sucedido en Bilbao?. Joven de 18 años, atraída con engaños, atrapada cuando intenta huir, violada y vejada hasta en el detalle final de arrojarle con desprecio 17 euros, por seis jóvenes . Y aquí ya todo empieza a cambiar. Se oculta nacionalidad, procedencia e identidad. Hay manifestación, eso sí, y masiva, en Bilbao, pero contra el machismo en general. El juez libera casi de inmediato a cuatro, que salen riendo y dando una imagen de satisfacción e impunidad. No hay respuesta alguna.
La pregunta queda entonces respondida. La ‘Manada de Pamplona’ servía mejor a los intereses ideológicos del radicalismo feminista ue esta de Bilbao y los medios de comunicación están sumidos en una autocensura doctrinal que entiende que los hechos y la verdad deben ser ocultados si ello puede perjudicar a lo que se supone es un “bien superior”, que se supone que es la doctrina de lo políticamente y progremente o algo así.
Hay un añadido además. Tras la manada de Pamplona ha habido constancia de unas decenas más de abusos y violaciones grupales y la población sabe que han sido cometidos por jóvenes de procedencia extranjera. Este remedio de mentir es el peor que se puede aplicar a esta dramática “enfermedad”. No es la ocultación ni ocultar la evidencia la solución sino que es lo que contribuye a envenenar e infectar el problema.  Si algo muestra esta violación grupal es que esta agresión machista tiene aquí además esos tintes añadidos, xenófobos y racistas, de desprecio total y hasta de intento de someter y aplastar a esa mujer occidental, cada vez más libre y liberada. Y lo que resulta estremecedor es que esos colectivos feministas y esos medios no las defiendan ante ello, sino que los ocultan. ¿Qué corrupción ideológica y que desatino mental ha podido llevar a tal despropósito al periodismo y al feminismo? Habrá que reflexionar sobre ello porque que el desatino ya está aquí.  

La ‘Manada Pixelada’
Comentarios