martes 17.09.2019

El sueño de la jubilación convertido en pesadilla

Cuando alguien franquea la línea de los cincuenta años comienza a pensar, irremediablemente, en la jubilación. Se supone que a esa edad (si se tiene suerte) se habrán ya trabajado un buen número de años, por lo que tener la esperanza de cobrar por no hacer nada y dedicarse al dolce far niente tampoco es que sea un pecado.  Sin embargo, lo que para muchos es un sueño se acaba por convertir en una pesadilla. Y toda una vida de cotización no llega ni para percibir mensualmente una cifra similar al salario mínimo. En Galicia, en ocho de cada diez concellos sucede esto y, curiosamente es Avión, en Ourense, famoso por acumular el mayor número de coches Mercedes por habitante, donde la pensión es más baja. Allí, los jubilados, perciben una media de 596 euros. Vamos, que no es como para tirar foguetes...

El sueño de la jubilación convertido en pesadilla
Comentarios