viernes 10.07.2020

El talante de Pablo Echenique

Hace falta ser muy mala persona para no preocuparse ante el hecho de que unos energúmenos arrojen una piedra a la cara de un político, sea del color que sea. También es verdad que hay partidos políticos que están dispuestos a dialogar, sentarse y charlar con quienes consideran justificado pegar un tiro en la nuca a un político. La agresión sufrida por una diputada de Vox en Euskadi ha servido para que personajes como Echenique se retraten y, desde luego, no han salido bien favorecidos. Si alguien no entiende que la violencia jamás está justificada, desde luego, no es un demócrata. FOTO: Pablo echenique | aec

Comentarios