sábado 16/1/21

13 monedas de plata

Está claro que hay cambios que llegan de repente, pero otros avisan desde hace tiempo. Aun así, creo no mucha gente imaginaría hace pocos años que a finales del 2019 tendríamos a un país miembro de la UE a punto de irse, y a otro con un conflicto como el de España, donde formar el gobierno depende de unos señores en prisión e inhabilitados para cargos públicos por romper la ley… Pues sí ¡This is Spain! Aquí pasa lo que en ningún sitio. El candidato a la presidencia quiere formar gobierno con secesionistas y partidos que quieren romper España, esto está claro para todos, menos para él y sus seguidores. El cambio de discurso y hacer lo contrario a lo que uno pensaba o decía, es tan claro, que ya está implantado en el congreso de los diputados como algo habitual, lo cual es muy pero que muy preocupante y peligroso a la vez. El tema de la Abogacía del Estado y que dirá de Junqueras ¿existe una línea divisoria entre poder ejecutivo y judicial, o ya no y aquí se hace lo que el presi diga…? Estos últimos movimientos, el secretismo, las no declaraciones o aclaraciones de lo que se está haciendo o negociando… están poniendo en tela de juicio a las propias instituciones españolas 1) ante los españoles y 2) ante Europa y resto del mundo. ¿Vergonzoso ver que no importa el cómo?, ¿qué?… solo importa el ¿cuándo? Ahora entenderán muchos porque a los políticos les interesan los aforamientos, las pagas vitalicias… 

La sentencia del tribunal europeo ha sido un revés para España descomunal (y un triunfo para los independentistas catalanes), y las consecuencias aún están comenzando a sentirse. El PSOE, y su socio, Podemos (por cierto, Iglesias y su partido siempre tan reivindicativos y desde hace semanas no dicen nada de peso con la que está cayendo… curioso ¿no?) están a la espera de que funcione el encaje de bolillos con ERC para que apoye un gobierno. ¿Qué pedirá ERC a cambio de un sí o una abstención? Y lo que más me preocupa ¿hasta dónde estará dispuesto a llegar Sánchez en sus cesiones? Visto lo visto y con un Sánchez tan inestable, veleta, y tan fácil de pervertir por las ansias de poder… creo está llegando al ridículo de sí mismo. Lo que decía hace años, en sus últimas campañas… Honestamente, ya comienza a preocuparme más el Sr. Sánchez que el propio Boris Johnson o el propio Trump. ¿Por qué? porque estos sabes por donde irán, van a lo loco, pero su postura es clara. Sin embargo, el Sr. Sánchez no, este actúa improvisando sobre la marcha, y parece hasta vendiendo los ideales de un partido (y diría muchos de sus votantes), con tal de conseguir el poder a toda costa. Esto es muy preocupante, porque alguien que actúa así, va a ser posiblemente el presidente del gobierno de España. Y miedito me da la perversión de las instituciones públicas para satisfacer las ansias de poder de un gobierno… si esto fuese así, el daño sería irreparable. Curioso, a día de hoy, da la sensación que Pablo Iglesias y su partido son más moderados que Sánchez y el PSOE, ¡menuda deriva!

Felipe VI tiene en sus manos la difícil tarea de dar el mensaje navideño más complicado de nuestra democracia. Se da por hecho el pacto y el gobierno, pero ser honestos, hasta los propios fieles al Sanchismo ¿no os preocupa que quien decida una investidura sea un preso desde una cárcel? ¿no os preocupa que Sánchez pacte con quienes quieren romper España? ¿no os preocupa que se estén usando las instituciones para conseguir ese objetivo? ¿habéis escuchado hablar a Sánchez o sus aliados de que harán si hay gobierno, las mejoras para el país, y las cesiones a los independentistas? ¿sabéis las respuestas a estas preguntas o estáis como la mayoría, perdidos y alucinados? Los colores políticos, ideales… todo está muy bien, pero, si por conseguir el poder te olvidas de todo lo que eres y representas, rompes todos tus principios, pones en peligro la unidad de tu país, y lo más triste, te arrodillas antes tus enemigos y les pones la mejilla… creo que está claro la cosa no pinta bien. Rufián, que junto a Junqueras manejan ERC y de cuyos 13 diputados depende el futuro de España (46.66 millones de españoles, 350 diputados) dijo más de una vez lo de “venderse por 20 monedas de plata”. Alguno lo hace por menos, con 13 le llegarían. Feliz Navidad y Felices Fiestas!

Comentarios