Aumentan los gestos de apoyo al juvenil Aitor Vinagre, que se teme sufra una lesión más grave

El equipo sénior del Oleiros exhibió el domingo una pancarta para darle ánimos a Aitor
|

Se suceden los mensajes de ánimo para el delantero Aitor Vinagre Rigo, del equipo juvenil del Atlético Oleiros, que sufrió una grave lesión como consecuencia de la disputa de un balón dividido en el último segundo del partido pasado sábado contra el Puebla CF. Desde el momento en que se supo lo que le había pasado, no ha dejado de recibir mensajes y llamadas de amigos, compañeros y familiares, así como visitas a la habitación del Hospital do Barbanza, en el que ingresó inicialmente. El equipo sénior lució el pasado domingo, en los prolegómenos del encuentro que le enfrentó al Baroña en el campo de Porto do Son, una pancarta en la que podía leerse “Forza Aitor. ¡¡Ánimo!!”. Ahora que se encuentra en el Policlínico La Rosaleda y pese a que han pasado los primeros días desde que se lesionó el muchacho, le llegan nuevos gestos de apoyo.


Se ha sabido que, por iniciativa propia, sus compañeros en el equipo juvenil están preparando, para exhibir en el partido del próximo sábado en Rois, la elaboración de unas camisetas en las que llevarán impreso un mensaje con los mejores deseos de recuperación para Aitor Vinagre. Todas las personas que quieran acompañarlos en esa iniciativa no tienen más que ponerse en contacto con el club para encargar esa prenda. “Trátase dun xogador moi querido por todos e que, ademáis da que atesoura unha grande calidade futbolística que o levará a militar moi pronto nunha categoría superior, é un gran rapaz”, manifestó el secretario del Atlético Oleiros, Pepe Cameán.


De la iniciativa de sus iniciativa de sus compañeros se tuvo conocimiento en una jornada en la que no son nada buenas las novedades sobre la grave lesión que sufre el joven mallorquín residente en la parroquia sonense de Caamaño. Si ya se sabía que sufrió una fractura en la cabeza del fémur de la pierna derecha, de la que fue operado el domingo en el hospital comarcal, había el temor de que pudiera sufrir un desgarro en el ligamento cruzado, aunque tampoco se descartaba que se tratase de una astilla de un hueso. Sin embargo, los resultados de las pruebas que le practicaron en el complejo asistencial ubicado en la parroquia ribeirense de Oleiros hacen sospechar de una posible rotura de la sujeción del ligamento cruzado. Mañana será intervenido quirúrgicamente y ese será el momento en que se despejen todas las dudas de lo que tiene. Del mismo modo, la madre de Aitor indicó que, pese a que la operación en Ribeira salió bien, está previsto que le refuercen los tornillos que le pusieron para sujetar la rodilla y pueda moverla sin ningún tipo de problemas para la práctica del fútbol.

Aumentan los gestos de apoyo al juvenil Aitor Vinagre, que se teme sufra una lesión más grave