BNG y PSOE reprochan a Ruiz que todavía tiene sin licitar el POS 2020

La obra de remodelación de la Casa da Xuventude comenzó hace dos semanas | Chechu
|

El Ejecutivo local ribeirense sacó adelante, con la abstención de SumaRibeira, su propuesta de actuaciones incluidas en el POS+2021 (Plan Único dos Concellos), tanto de obras, pago de deuda con entidades financieras y prestación de servicios sociales -incremento de horas de atención a domicilio-, por un global de 2.317.476 euros, por considerar todos ellos que son necesarias, aunque también coincidieron que también podrían estar otras inversiones. Pese a ello, el alcalde se ganó reproches de la oposición, como fue el caso de los portavoces del BNG y PSOE, que le recriminaron que aún hay obras pendientes de ejercicios pasados. El nacionalista Xosé Vázquez Cobas le criticó a Manuel Ruiz que “non fixo ningunha obra” del POS 2020, para añadir que de nada vale aprobar el POS 2021 si no se ejecuta, “e a este ritmo sumaremos o POS 2022”. Respecto a alguno de los proyectos, como el del parque de A Amarella o la humanización de la Rúa Romero Ortiz dijo que “nin está nin se lle espera, pese a que vostede leva tempo dicindo que é inminente a colocación dos semáforos”.


El líder frentista manifestó que aunque en el listado de obras se incluyen dotaciones de servicios y pavimentaciones que van a cubrir vacíos de derechos fundamentales de los ciudadanos, algo que ve muy bien, al igual que amortizar deuda y mejorar la atención a domicilio, e incluso que se incluyan obras que demandó su grupo desde el principio de este mandato, como la remodelación del parque de Pedra Pateira, todavía hay muchas actuaciones de las que no se sabe nada, “como o centro social de Carreira que está a medio facer desde 2016 ou que en Corrubedo mercáronse uns terreos nos que os veciños merecen que se faga algo, pois non teñen onde facer deporte, pero non hai visos de que vostedes teñan interese en facelo”. También se refirió a que la remodelación del tráfico en O Monumento sigue pendiente desde hace más de tres años “e non podemos tardar tanto en cambiar as direccións e en sinalizar”. Cobas le indicó al alcalde que si tiene un problema en el departamento de Contratación por falta de personal, al que se arrastra desde hace mucho tiempo, debe solucionarlo.


El portavoz socialista le insistió que no sólo basta con aprobar un plan de obras, sino que también hay que ejecutarlas, deteniéndose en una de sus demandas, la ya citada humanización de la Rúa Romero Ortiz, “onde quedouse en poñer semáforos o 15 de decembro e a día de hoxe non están postos”, precisó José Antonio Vilas. Por su parte, el líder del PBBI calificó el POS 2021 de Ribeira como “el POS de Villa Ruiz”, precisando que “nos trae aquí un plan de obras hecho a su medida, a la de un alcalde que, como piensan muchos vecinos, gobierna con el permiso de algunos en una cuasi mayoría”, y agregó que el mandatario local debe ser consciente de que si le “tosen” un poco Cobas o Vilas, usted tiene una situación complicada en el Ayuntamiento”. Vicente Mariño le indicó a Manuel Ruiz que en esta ocasión iba a apoyar su propuesta pues incluye obras necesarias “pero hay más vida que estas obras”. Y le anunció que si en el futuro quiere contar con su grupo municipal deberá convocar la comisión oportuna para discutir y consensuar las obras a realizar, pues de lo contrario le votarán en contra. SumaRibeira echó en falta una memoria explicativa de cada proyecto, los criterios por los que se eligieron esas obras y no otras y una cuantificación de los vecinos a los que benefician para poder posicionarse al respecto y también reivindicó que se promueva un presupuesto participativo para que los vecinos “teñan capacidade democrática engadida para facer as súas propostas”, subrayó Xurxo Ferrón.


Sobre esto último, el alcalde manifestó que en la nueva web hay la posibilidad de consultar a los vecinos y que como la mayoría de los partidos políticos incluyeron en sus programas los presupuestos participativos, “se intentará avanzar neste camiño”. A Cobas le respondió que tienen intención de licitar antes del próximo verano las obras del POS 2020 y que una vez remate el periodo estival hacer lo propio con las del POS 2021, pero que aún así Ribeira fue el tercer concello de Galicia en obra licitada en el primer semestre, y que seguramente será la quinta en ese sentido en el segundo semestre. De todos modos, indicó que algunas obras están adjudicadas como la remodelación del edificio de la UAD, o ya en ejecución, desde hace un par de semanas, como la Casa da Xuventude. A Mariño, a portavoz popular le respondió que éste es el “POS de Ribeira, da corporación”.

BNG y PSOE reprochan a Ruiz que todavía tiene sin licitar el POS 2020