La mala suerte de los medios de comunicación

Las infantas Elena y Cristina, estas sí | EP
|

Lo de “La Hora de La 1” con la Casa Real ya es mala suerte. Cualquiera que trabaje en un medio de comunicación, sobre todo en uno en el que el personal acaba teniendo complejo de hombre-orquesta, sabe que de todos los fallos posibles va a suceder el peor. Ese que, por otra parte, es tan exagerado que no se puede pensar que haya sido algo hecho a propósito. Por eso, la primera reacción al ver que en el programa ilustraban la noticia de la vacunación de las hermanas del rey Felipe VI con una foto de sus hijas es pensar que cuando a quien le correspondiese esa labor le dijeron que pusiera a las infantas no se le ocurrió que fuesen otras. Dónde estaba el responsable de revisarlo, pues quizá apagando algún fuego o enfrascado en el siguiente bloque de contenidos. O simplemente, no cayó en la cuenta. Como cuando un titular pasa por cinco pares de ojos y ninguno detecta la errata. Suponer que hay algún interés en atacar a la princesa es demasiado retorcido.

La mala suerte de los medios de comunicación