La modificación del PXOM para ampliar la EDAR comienza la fase de consultas

La depuradora está situada en la punta de Ferrazo, en la parroquia de Sobradelo | gonzalo salgado
|

La modificación puntual del Plan Xeral de Ordenación Municipal para ampliar la EDAR de Ferrazo entra en fase de consultas. Solo una semana después de la reunión telefónica entre la conselleira de Infraestruturas, Etel Vázquez, y el alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela, la Xunta recibió el documento enviado por el Concello. Tras una pequeña enmienda de documentación, el 3 de marzo ya estaba el trámite completo y el 5 se colgó en la web de la Consellería para iniciar el trámite de posibles alegaciones.


Además de la propia Dirección Xeral de Calidade Ambiental y de las administraciones implicadas, el gobierno gallego abre el plazo de consultas a la ciudadanía en general. Cuentan con dos meses de plazo para hacer los trámites.


La modificación puntual tiene como objetivo cambiar los usos del suelo sobre el que se llevará a cabo la ampliación, en terrenos anexos a la actual EDAR. Pasará de ser suelo urbano no consolidado a suelo urbano consolidado.


El proyecto elaborado por el mismo estudio que se encarga de redactar el nuevo PXOM señala que la actual ubicación no es viable debido a la insuficiente capacidad hidráulica, de tratamiento y de la línea de lodos.


Los terrenos propuestos, 9.500 metros cuadrados de suelo adyacente a la actual depuradora, son la única alternativa viable, según defiende el proyecto de Ravella, por cuestiones topográficas y de distancia a la línea de ribera.


Actualización de tasas

La administración autonómica ya finalizó el proyecto de ampliación de la planta, en el que invertirá 23,1 millones de euros. Con esta intervención, que forma parte del Plan de Saneamento Local da marxe esquerda da Ría de Arousa, se prevé multiplicar por 2,5 la capacidad de la depuradora.


Además, se construirá un nuevo pretratamiento, un reactor biológico de lecho móvil y una ampliación de la decantación secundaria, se ampliará la línea de lodos y se acometerá una nueva línea de biogás. Esta infraestructura también ha previsto el proceso de desodorización.


El estudio elaborado por Alfonso Botana señala que la modificación puntual no tendrá efectos económicos sobre el presupuesto de Vilagarcía, al correr la obra a cuenta de la administración autonómica.


Además, incide el documento, una vez que esté en marcha la nueva depuradora, y aunque el coste del mantenimiento será a cargo del Concello, las ordenanzas municipales se revisarán para actualizar las tasas y adecuarlas al renovado servicio, por lo que se prevé que se compense la inversión.


Junto a la nueva depuradora, la Xunta también prevé la renovación de la red en Rodrigo de Mendoza, la construcción de un tanque de tormentas y la ejecución de un nuevo trecho de colector en la Avenida de Cambados, lo que supone una inversión a mayores de 10,5 millones de euros.

La modificación del PXOM para ampliar la EDAR comienza la fase de consultas