Afectados por la variante acusan a Ruiz del “asoballamento” que les causa indefensión e inseguridad

Afectados por la variante llevan un año tratando de que se modifique su trazado | Chechu
|

La Coordinadora de Afectados pola Variante de Ribeira acusan al alcalde de Ribeira, Manuel Ruiz, de un “asoballamento” que, asegura, les causa una situación de indefensión e inseguridad jurídica con respecto al proyecto de construcción de una infraestructura viaria que bordeará la ciudad con la pretensión de descongestionar el tráfico rodado. Así lo hacen constar en la queja formal presentada en la segunda quincena de febrero ante la Valedora do Pobo, Dolores Fernández Galiño, solicitando su mediación -asegura que ya lo intentó a mediados de julio de 2020 con el presidente de la Xunta- y que, tras haberla estudiada, el pasado 5 de marzo la admitió a trámite por reunir los requisitos formales y tener cobertura constitucional. De este modo, inició las actuaciones oportunas ante el Concello ribeirense, al que requirió que en 15 días le facilite información sobre los problemas que motivan la queja por parte de esta plataforma de afectados.


Esta coordinadora centra su queja en que se incumple el acuerdo plenario del pasado 19 de octubre por el que se aprobó por mayoría la realización de un estudio comparativo de tres alternativas de trazado de ese vial por personal técnico cualificado e independiente, para valor el impacto ambiental, social, las incidencias en el tráfico y las posibilidades de desarrollo futuro de Ribeira. Esas tres opciones eran el proyecto de la Consellería de Infraestruturas, el diseñado por el ingeniero rianxeiro Alejandro Piñeiro Lema y que obtuvo el premio Ovisa 2018, y el de mejora de la carretera DP-7301, de Xarás a Frións. Tras ese acuerdo, dicha coordinadora indica que trató de reunirse con Manuel Ruiz “obtendo a calada por resposta”, y que hace unas semanas se enteró que el alcalde dio a conocer el cumplimiento de dicho acuerdo con la contratación de ese estudio a Iceacsa.


También hace mención a sus alegaciones, como que la propuesta de la Xunta atraviesa el núcleo de Cruxeiras con pendientes de el 15% al 30% y en la proximidad de fallas graníticas, con taludes de más de 10 metros de altura y sin muros de contención, y que dirige el tráfico de entrada a la ciudad a zonas con colegios, guarderías y zonas residenciales. También refiere el movimiento de 330.000 metros cúbicos de tierra para los rellenos previstos y un riesgo elevado de deslizamientos; que no se hicieron sondeos geológicos en el trazado de la variante sino en sus proximidades, pese a que ese futuro vial discurrirá por “terreos tan delicados”, y que al pasar muy cerca de la ciudad afecta a más de 200 dueños de fincas urbanas y “afoga” su desarrollo futuro. Además, indica en su escrito a la Valedora que, con ánimo de cooperar, presentó el proyecto de una circunvalación a Ribeira realizado por el citado ingeniero Alejandro Piñeiro, “que non precisa de grandes recheos ao atravesar terreos forestais, con menor pendente e dun coste económico moi inferior, aforrando 1.413.969 euros”.


La coordinadora de afectados le dice a la alta comisionada gallega que para hacer las calicatas la consellería no solicitó permisos para acceder a las finca durante la redacción del proyecto, pero que si se hizo ahora y se le dieron sin problema, y que la Xunta contrató a Emmacosa la realización de esos sondeos para el cálculo de los pilares de un viaducto de 100 metros de longitud que no estaba previsto en el proyecto sometido a exposición pública, “causando inseguridade xurídica aos afectados”. Por otro ello, le pide a la Valedora do Pobo que inste al alcalde a que “acate e cumpra co mandato plenario e forme unha comisión de expertos independentes para valorar cal dos tres proxectos é a mellor opción para o acceso de Ribeira” y que “mentres non terminen os seus traballos suspéndase temporalmente o proceso administrativo”. Y le pide que le recuerde a Ruiz que considere los perjuicios que se le puede causar a todos los afectados “no caso de que a opción escollida polo comité de expertos non sexa o proxecto presentado pola consellería en exposición pública”, concluyó.

Afectados por la variante acusan a Ruiz del “asoballamento” que les causa indefensión e inseguridad