Mon: “No hay que guardarse nada, hay que salir al 200 %”

Mon celebra con sus compañeros uno de los goles en el partido de A Lomba ante el Bergantiños | gonzalo salgado
|

José Ramon Vives “Mon” vive su quinta fase de ascenso consecutiva, la segunda con el Arosa, también atípica en la era Covid. El futbolista santiagués es la brújula en la medular del equipo de Rafa Saéz e hizo un gran gol en la última victoria ante el Polvorín. A un día del partidazo en As Eiroas ante el Bergantiños, Mon analiza las opciones del Arosa y habla de como respira el vestuario antes de esta cita que les puede meter de lleno en la pelea por el ascenso directo, algo impensable hace menos de un mes.


“Las sensaciones son buenas, llevamos tres semanas bien. Este partido es una final, tenemos que defender la tercera plaza y queremos dar guerra hasta el final”. Los resultados positivos afectan al ánimo del equipo, pero los jugadores no pierden la perspectiva. “El vestuario está contento pero no hay euforia, hay que ser realistas, está muy difícil pero ilusión la vamos a tener. No es cuestión de ir de sobrados, que me parecería de insensatos, pero tenemos esa opción ahí y la vamos a pelear hasta el final”.


Para llegar a la última jornada con opciones de ascenso directo el Arosa tiene que ganar mañana en un campo donde no lo ha hecho ningún visitante esta temporada. “El Bergantiños por algo acabó líder de su grupo, es un equipo muy duro que en su campo es capaz de remontar un 0-2 ante el Alondras y contra el Arenteiro tampoco falló”, explica Mon. “Nosotros tenemos que seguir peleando, ponérselo difícil e intentar ganar porque en esta categoría nadie es imbatible”.


En el Arosa son conscientes de que asaltar As Eiroas no será fácil, pero tampoco muy diferente a las dificultades que se han encontrado a lo largo de toda la temporada. “En ningún partido hemos ganado sin sufrir, habrá momentos en los que lo pasemos mal, hay que sobrellevar esos momentos para lograr la victoria”.


Al equipo de Carballo le vale el empate, pero Mon está seguro que de que “ellos van a salir a ganar” porque “en ese campo con un resultado corto puede caer para cualquier lado al final”. El Arosa estaba a 10 puntos de su rival antes del partido de ida, pero si gana mañana se pondrá a tan solo 1. “Parece que aparecimos de la nada y estamos con posibilidades otra vez, está muy difícil pero tenemos opciones”. Desde la experiencia que le avala en este tipo de partidos, Mon considera que “no hay que guardarse nada, hay que salir al 200 % y dejarlo todo sin que haya remordimientos. Y no salir con nervios, sino a disfrutar y a pasarlo bien porque son los partidos más bonitos del año. Está claro que se va a sufrir, pero cuando se consiguen los objetivos después de tanto esfuerzo es cuando sabe mejor”.


El Arosa notó en exceso la baja del santiagués al final de la primera fase y en el debut de la liguilla ante el Polvorín, su única derrota. Mon sufrió un golpe en un entrenamiento antes del duelo ante la UD Ourense y a partir de ahí empezaron los problemas. “Jugué tocado ese partido, después se me cargó el isquio de la otra pierda y no pude salir de inicio ante el Estradense, contra el Ribadumia recibí otro golpe y tuve que parar quince días, prácticamente estaba cojo en el primer partido de la fase contra el Polvorín”.


Recuperado de estos percances, su regreso al once coincide con las tres últimas victorias. “No sé si estamos en nuestro mejor momento, estamos cómodos y el equipo va en bloque, sufrimos y disfrutamos juntos. Estamos prácticamente todo el equipo sano y eso se nota”. 

Mon: “No hay que guardarse nada, hay que salir al 200 %”