La gran noche de Ofelia en MasterChef

Ofelia fue la líder de la noche de ayer en MasterChef | RTVE
|

La de ayer podría definirse como la gran noche de Ofelia, la concursante santiaguesa que, martes tras martes, pelea en las cocinas de MasterChef. La emprendedora que suma críticos en cada programa, no solo en las redes sociales, sino entre sus propios compañeros fue la protagonista indiscutible de un programa que ya tiene acostumbrado al público a que las polémicas sean más comentadas que los propios cocinados.  La primera prueba estuvo dedicada a las legumbres y los concursantes no se cortaron en mostrar su animadversión hacia la concursante gallega que con su ensalada de lentejas rojas se posicionó en segundo lugar. Su plato sorprendió y se colocó entre los dos mejores preparados de la prueba.


El jurado destacó su actitud que choca totalmente con la percepción que la mayor parte de sus compañeros tienen de ella. Tales fueron los descalificativos y los comentarios peyorativos hacia Ofelia ayer que la de Santiago empezó a encontrar en Twitter, que hasta ahora había sido uno de sus grandes enemigos, un poco de consuelo. Porque fueron muchos los usuarios que destacaron la actitud de los concursantes con la compañera lo que demuestra que, en ocasiones, existe poca tolerancia ante lo diferente. Ofelia es diferente en todas sus versiones y ayer demostró que a pesar de sus giros infantiles y sus recurrentes menciones a una infancia maltrecha, tiene bondad y un espíritu de trabajo en equipo bastante mejor que el de la mayor parte de sus compañeros.


Captura de pantalla 2021 05 12 a las 7.49.06



La prueba de grupo los llevó a las pistas de esquí de San Isidro en León, en donde a la gallega le tocó capitanear al equipo rojo. Fue el aspirante Arnau el encargado de hacer un reparto de equipo que quedó polarizado entre los más fuertes y lo más débiles, según se catalogaron los propios concursantes. Como no podía ser de otra forma Ofelia fue la capitana de ese grupo considerado peor y lo dio todo: fue organizada, supo liderar y ofreció uno de sus mejores cocinados desde el comienzo del concurso. Ante la mirada atónita de los concursantes, los jueces alabaron el buen hacer y la mano izquierda de la gallega para liderar a su equipo. El delantal blanco ofreció a Ofelia no solo la oportunidad de asegurar su permanencia en el concurso una semana más sino de dar una lección de humildad a sus compañeros, que, sin duda, empezarán a respetarla un poco más, a pesar de sus locuras y comentarios fuera de tono. El programa acabó con la salida de Vero, la guardia civil más competitiva que además protagonizó un encontronazo con Jordi en la última prueba. 

La gran noche de Ofelia en MasterChef