lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Cambados prepara un Albariño sin casetas y conciertos para mil personas y El Marisco de O Grove está en el aire

Las casetas de A Calzada abarrotadas en una edición anterior de la fiesta y que todavía no será posible este año | g. salgado

El Albariño y el Marisco no solo son dos de las fiestas más importantes de O Salnés; son un referente en Galicia y reunión de multitudes, así que la pandemia les volverá a pasar factura. Por segundo año consecutivo, la exaltación cambadesa se queda sin su alma, la degustación popular en los stands de A Calzada, y vuelve a posponer el concierto de Nicky Jam. A cambio habrá actuaciones con grupos internacionales y gallegos de “calidade”, que se extenderán todo julio. En el caso de la celebración grovense, como es en octubre y la esperanza es alcanzar la inmunidad de rebaño en agosto, está en el aire y la decisión final de celebrarla o no se tomará la semana próxima.


Regreso en deportes

Los efectos de la vacunación son palpables; la cifra de contagios está realmente baja en la comarca y ya se habla de relajar restricciones. Sin embargo, después de un “annus horribilis” nadie quiere correr riesgos, así que muchas de las medidas sanitarias se mantendrán y las autoridades piden a la gente que “non se confíe”, como señalaba ayer la alcaldesa de Cambados, Fátima Abal, quien atribuyó la bajada al nivel más bajo de restricciones al buen comportamiento de la ciudadanía. De hecho, desde el sábado la hostelería y el comercio de la villa trabajarán con más holgura y podrán reabrir establecimientos dedicados a grandes reuniones. Además se recupera la asistencia de público en competiciones federadas y regresarán eventos deportivos como la carrera ciclista o el Open de Xadrez del Albariño, suspendidos el año pasado.


Hasta agosto queda mucho, pero también hay mucho que preparar, así que el bipartito se reunirá próximamente con la otra parte fundamental del Albariño, el Consello Regulador de la DO Rías Baixas, para cerrar detalles. Con todo, el concejal de Sanidade y Cultura, Tino Cordal, avanzó que no habrá casetas de las bodegas, ni atracciones en San Tomé, y la estrella “reguetonera” quedará para 2022.


Aun así no será un formato tan reducido como el del año pasado, que se limitó al Túnel del Vino y a la Cata Concurso para elegir el mejor vino de 2019. Además de esto habrá conciertos en Torrado y Fefiñáns, donde es posible controlar el aforo y las medidas sanitarias. Cordal explicó que en julio habrá gran cantidad de actuaciones de “calidade con grupos a nivel internacional e galegos”. Eso sí, con entrada limitada, a no más de 1.000 personas en el caso de la gran e histórica explanada, con público sentado y previa reserva de plaza, en algunos casos. “En Cambados somos un pobo moi festeiro e estamos cheos de actividades, pero non vai poder ser o de hai dous anos”, lamentó el edil para asegurar, a continuación, que este mes de mayo, bajo las medidas restrictivas más fuertes, fue “moi duro” para todos; sectores económicos y la ciudadanía: “Penso que estabamos agotados mentalmente, víase tristeza polas rúas”.


“Un 80 % de normalidade”

En cuanto a la exaltación del marisco gallego por excelencia, hace un mes tendría un no rotundo, como explicó el alcalde grovense, Jose Cacabelos, pero ahora “está no aire” y, vista la buena evolución, “a balanza cada vez pesa máis a que se podería facer”. El asunto se abordó en el último Consello Local de Turismo y el ánimo es de celebrarla, pero “sen máis dun 80 % de normalidade é difícil. A festa precisa afluencia e capacidade de venda para recuperar a inversión. No 2019 a diferenza entre ingresos e gastos foi de 186.000 euros e iso o ten que asumir o Concello”, advirtió. La decisión final se tomará la semana próxima.


En cuanto a la Festa do Carmen, otra de las grandes celebraciones de esta villa tan profundamente ligada al sector del mar, el primer edil desveló que se reducirá a la “mínima expresión”. No habrá procesión, porque así también lo señala el Vaticano, aseguró, pero tampoco grandes verbenas. Se mantendrá la misa y habrá fuegos artificiales y algunas atracciones infantiles. Además, el programa de ocio de verano ofrecerá algunas actuaciones para esos días, con grupos locales y aforo limitado. Así se lo trasladaron a la comisión organizadora en una reciente reunión con la concejala de Cultura, Noemí Outeda.

Cambados prepara un Albariño sin casetas y conciertos para mil personas y El Marisco de O Grove está en el aire

Te puede interesar