Los locales que acogerán la prueba piloto del ocio nocturno reforzarán la seguridad en su reapertura

|

Los locales que participarán en la prueba piloto para la reapertura del ocio nocturno ultiman ya los preparativos, en algún caso ya finalizados, para poder abrir el 12 de junio. Lo harán reforzando la seguridad y con la confianza de que la experiencia salga bien.


Desde la Consellería de Sanidade han asegurado a Europa Press que están "cerrando" todas las cuestiones vinculadas con la reapertura, sin concretar más cuestiones al ser preguntados por la decisión de algún local, como el previsto inicialmente en Ourense, de no participar o sobre cuándo y dónde se harán las PCR.


Según lo acordado en su momento por la Xunta y el sector, esta prueba se hará con medidas como aforos reducidos, registro de clientes, medidores de CO2 y pruebas PCR para los locales más grandes. Serán dos discotecas, una en A Coruña y otra en Vigo, así como locales más pequeños de otras ciudades gallegas, los que participarán en esta prueba.


A los clientes, en unos casos por invitación, en otros por entrada --en el caso de la Sala Pelícano, en la ciudad herculina, se agotaron en menos de una hora--, se exigirá el uso de la mascarilla, excepto para consumir.


Habrá también controles de acceso y registro de clientes en una prueba, que, según avanzó el vicepresidente primero, Alfonso Rueda, incluirá también limitaciones de aforo. Serán los del resto de la hostelería: 50 por ciento en interiores y 75 por ciento en terraza si la tienen. También coincidirán con la hostelería en horarios: no se superará la 1,00 horas de la madrugada.


PREPARATIVOS

En el caso de la Sala Pelícano, su gerente, Luis Diz, asegura que está "todo preparado". Por ser uno de los locales más grandes, el aforo se limitará a la asistencia de 1.000 personas cuando el permitido, al margen de un contexto de pandemia, es de 3.000. En total, instalarán siete medidores de CO2, que estarán conectados de forma online para que el Sergas disponga de información al momento.


Como otros locales consultados por Europa Press, avanza que reforzarán el personal de seguridad para garantizar el cumplimiento de las normas sanitarias entre un público que, según expone, su principal tramo de edad será, en su caso, entre 18 y 25 años.


Convencido de que demostrarán que es posible reabrir el ocio nocturno con el cumplimiento de las normas sanitarias, avanza que serán "exigentes" para que se sigan por parte de los clientes, aunque confía en que no habrá problemas a este respecto. "La gente joven con normas es cumplidora", apostilla.


Por otra parte, insiste en la necesidad de reabrir el ocio nocturno para evitar el "desfase" que, a su juicio, se produce con los 'botellones'. "Un ocio controlado es la alternativa clara", recalca.


RESPONSABILIDAD

Mientras, Luis Asenjo, de la discoteca Tokyo, de Vigo, confirma que están ultimando todos los preparativos tanto en materia de seguridad como del personal necesario. "Esperamos que salga todo bien y creemos que será así", coincide con otros representantes del sector.


Y es que recalca en que "la solución para evitar las aglomeraciones en la calle o fiestas en las casas" es volver a abrir el ocio nocturno. Desde el pub Sónar, de Santiago de Compostela, su dueño, Jesús Peón, ratifica que ya tienen "todo" preparado.


Sobre los clientes, en su caso apunta que no podrán acudir más de 60 personas y que optaron por las redes sociales para que se pudiesen anotar. Incorporarán también una empresa de seguridad "para regular la entrada y la salida", señala pese a que se muestra convencido de que el público, en este local de edades comprendidas entre los 30 y los 40 años mayoritariamente, "va a cumplir estrictamente el protocolo".


"Siendo responsables, el ocio nocturno es igual que otro sector", insiste en la defensa de la reapertura del mismo. "La hostelería es supersegura haciendo bien las cosas", recalca a este respecto.  

Los locales que acogerán la prueba piloto del ocio nocturno reforzarán la seguridad en su reapertura