El alcalde de Ribadumia David Castro se plantea denunciar al edil de Somos

David Castro, en primer plano, y Enrique Oubiña, durante una sesión plenaria
|

El alcalde de Ribadumia, David Castro, se plantea tomar acciones legales contra el edil de Somos, Enrique Oubiña, tras la polémica por una fiesta en el domicilio del regidor.

El portavoz del grupo de la oposición denunció públicamente que Castro celebró una fiesta con “cánticos” en su domicilio más allá de la una de la madrugada del sábado, cuando no está permitido reunirse con no convivientes. Oubiña dijo que en la vivienda había numerosas personas, “máis de dez”, entre las que habría, según el concejal de Somos, varios miembros del equipo de gobierno, y que habría “cánticos a pleno pulmón” en el alpendre “dun xeito profesional”. El edil apuntó, en este sentido, que esa misma tarde se había celebrado un certamen de cantos de taberna. Por todo ello, llegó a pedir la dimisión del primer edil.

“Difamacións”, “mentiras” y “persecución non só contra min, se non contra a miña familia”, son los calificativos que merecen estas declaraciones para el propio afectado, el alcalde, que no solo no tiene pensado dejar el cargo sino que defiende plenamente la política en materia de protección frente al coronavirus y pone como ejemplo, precisamente, el desarrollo de la Festa do Tinto.

Castro niega tajantemente las acusaciones de Enrique Oubiña, contra el que estudia interponer acciones legales. “Para nada se axusta á realidade”, asegura el alcalde, que indicó ya desde el primer día que en su vivienda se reunieron sobre siete u ocho personas, entre las que estaba el presidente de su partido.

Asegura que los hechos fueron “sacados de contexto” por Oubiña y sustenta su versión en que no se produjo ninguna denuncia, ni tan siquiera por los agentes de la Guardia Civil que acudieron a la vivienda advertidos por las quejas vecinales. “Non se pode utilizar a política para facer persecución”, señala el regidor.

La Guardia Civil manifestó a este respecto que no se llegó a presentar denuncia porque pasaban cinco minutos de la una de la madrugada, hora en la que no se permiten reuniones de no convivientes, y que los presentes en el domicilio, una decena de personas, colaboraron y abandonaron la zona. El alcalde incide también en que el portavoz de Somos “non presentou denuncia” y solo lo hizo públicamente, con una versión, asegura Castro, “sacada de contexto”. Por todo ello, los servicios jurídicos estudian la posibilidad de emprender acciones legales. “Eu creo que estas cousas non poden sair gratis”, asegura David Castro.


Preocupación en el PSOE


El grupo socialista manifestó ayer su “preocupación” por el “ambiente político no noso concello” . Señalan en un comunicado que “actitudes, tan frecuentes ultimamente, como promover o acoso e o ataque persoal constante en redes sociais, na rúa ou noutros ámbites, solamente pode acabar traendo consecuencias que estamos seguros todos teríamos que lamentar”. El PSOE hace un llamamiento a la “reflexión y rechaza las amenazas a Enrique Oubiña. Además, pide al alcalde explicaciones públicas. 

El alcalde de Ribadumia David Castro se plantea denunciar al edil de Somos