A Pobra pasará al nivel bajo de restricciones a partir del sábado

El avance de la vacunación va en paralelo con el descenso de casos | Gonzalo Salgado
|

El municipio de A Pobra, que hasta hace unos días se encontraba perimetrado, pasará el sábado al nivel medio bajo de restricciones, en el que se encuentra la mayor parte de Galicia. La mejoría de datos de la localidad barbanzana permitió que esta semana estrenase el nivel alto, que permite ya los desplazamientos fuera del municipio y abrir los bares en el exterior. Desde este fin de semana podrá hacerlo también en el interior, con los aforos marcados.

Es un importante alivio para un municipio cuya incidencia acumulada de contagios por coronavirus se vio drásticamente reducida en los últimos días. De hecho, si bien a dos semanas se encuentra entre los 50 y los 150 casos por cada cien mil habitantes; el dato baja en la última semana a entre 10 y 25. El resto de municipios de O Barbanza también muestran una evolución bastante controlada y estable.

En O Salnés, Vilagarcía sigue bajando, con 23 casos; al igual que Cambados, que tiene seis; mientras que Ribadumia tiene 1; Meaño y Vilanova siguen con dos y en el resto de municipios no hay datos actualizados, pero la situación se mantiene estable. La comarca de Ulla- Umia tampoco presenta variaciones destacables y concellos como Cuntis, Catoira o Cesures llevan dos semanas sin registrar contagios, al igual que O Grove. La situación hospitalaria en el área de Pontevedra- O Salnés también mejora y ya solo hay un paciente con covid en la UCI.


Polémica en Ribadumia


Mientras tanto, sigue la polémica en Ribadumia por la “fiesta” en la casa del alcalde. El concejal de Somos, Enrique Oubiña, presentó un escrito en Subdelegación del Gobierno, solicitando a este organismo medidas para aclarar la actuación policial. La formación muestra su respeto por las fuerzas del estado, pero manifiesta “dúbidas” sobre esta intervención en concreto, tanto en lo referente al número de personas como a la hora de llegada de los agentes. En este sentido, aluden a una captura de pantalla de la llamada realizada para dar aviso de los ruidos y que se produjo ya pasados siete minutos de la una de la madrugada. Oubiña también responde al alcalde, David Castro, que anunció posibles acciones legales contra él, que el único que “foi ameazado e insultado” fue el edil de Somos, que así lo denunció. Además, acusa al regidor de “fuxir cara adiante” y le pide que dé las explicaciones “pertinentes”.

A Pobra pasará al nivel bajo de restricciones a partir del sábado