La Consellería do Mar trabaja en el diseño de un currículo formativo vinculado a la carpintería de ribera

Collazo dio a conocer a Quintana el último barco que construyen | Chechu Río
|

La conselleira do Mar, Rosa Quintana anunció ayer en su visita a Estaleiros Catoira, en Rianxo, que su departamento va a intentar trabajar en el diseño de un currículo formativo de Formación Profesional (FP) vinculado a la carpintería de ribera. De todas maneras, en compañía de la directora xeral de Desenvolvemento Pesqueiro, Susana Rodríguez, avanzó que van a empezar ya a diseñar unos cursos de cualificación profesional “para que os máis xóvenes poidan ver nesta actividade un mundo de futuro e que os que están hoxe desenvolvéndoa non se atopen coa imposibilidade de atopar persoal que os axude na construcción destas embarcacións de madeira”.


Quintana respondió de esta manera a la petición del presidente de la Asociación Galega de Carpintería de Ribeira (Agalcari), Ramón Collazo, de contar con una formación reglada para contar con personal para cumplir con los contratos que firman. La conselleira destacó el importante papel que juegan talleres como Estaleiros Catoira, que regente el propio Ramón Collazo, junto a su hermano Manuel, para preservar “o saber facer dos carpinteros de ribeira, unha parte importante do patrimonio inmaterial de Galicia”. En este sentido, la conselleira, que llegó a manifestar que “non hai maior satisfacción que a de navegar nun barco de madeira”, recordó que su departamento viene de firmar un nuevo convenio con Agalcari, que desde hace años preside el propio Ramón Collazo, por 30.000 euros para el desarrollar actividades de recuperación, conservación y divulgación del patrimonio marítimo flotante gallego, como importante nicho de trabajo para el futuro de la carpintería de ribera, el impulso de la competitividad del sector, la promoción y la cooperación mediante la participación en distintos eventos, y para la protección de este oficio tradicional o milenario.


Por su parte, el presidente de Agalcari expresó su deseo de que Marina Mercante les apoye con un reglamento de construcción naval en madera para conseguir una marca de calidad, y también de que se acabe con la discriminación de los barcos de madera “en materia de recoñecemento obrigatorio anual en detrimento das outras embarcacións que non o teñen”, precisó Collazo.

La Consellería do Mar trabaja en el diseño de un currículo formativo vinculado a la carpintería de ribera