Cerrojazo al ocio nocturno y PCR o vacuna para entrar en los bares en diez concellos de Arousa

En los niveles alto y máximo el aforo exterior se fijará en un 50 % | m. ferreirós
|

Mazazo para el sector turístico arousano en pleno mes de julio. El incremento exponencial de contagios por coronavirus en la zona de O Salnés y de O Barbanza ha llevado a lo que se temía desde hacía días: La Xunta de Galicia ha ordenado nuevas medidas de restricción que afectarán fundamentalmente al ocio nocturno, a la hostelería y a la movilidad nocturna de los ciudadanos.


El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, comparecía ayer para anunciar las medidas acordadas en el marco del Comité Clínico. Lo hacía con datos en la mano y advirtiendo que, pese a que la ocupación hospitalaria no es preocupante y que los contagios son en gente más joven y sana, es una situación que puede ir a peor si no se actúa con rapidez. Teniendo en cuenta estas dos variables el presidente anunció que serán siete los concellos de Galicia que, a partir de este mismo sábado, pasarán al nivel máximo de restricciones. De ellos, seis están en Arousa. Así pues Sanxenxo, Cambados, Meaño, O Grove, A Pobra y Boiro estarán bajo las medidas más extremas de la comunidad. ¿Habrá perímetro y cierre total de la hostelería? No. Alberto Núñez Feijóo matizó que las variables en los diferentes niveles han cambiado y que, por lo tanto, las normas para cada uno de ellos también son diferentes. En estas seis localidades la hostelería permanecerá abierta con un 30 % de aforo en el interior y un 50 % en terraza. Eso sí, el ocio nocturno no podrá abrir sus puertas. Otra de las novedades es que aquellos que quieran acceder al interior de bares y restaurantes deben acreditar la pauta completa de vacunación, haber pasado el covid o tener una PCR o test de antígenos negativo 48 horas antes.


En nivel alto

Medidas que, salvo en el tema de los aforos, también afectan a los concellos del nivel alto. Aquí se enmarcan por su incidencia Vilagarcía, A Illa, Vilanova y Ribeira. Todos tendrán la hostelería abierta en interior al 50 % y en terraza igual, también al 50. Se anula así pues la autorización de incrementar el espacio para poder llegar al 100 % de aforo. Autorización que apenas ha durado unos días. Eso sí, al igual que en el nivel máximo el ocio nocturno permanecerá cerrado a cal y canto y también será obligatorio acreditar PCR o vacunación para estar dentro de los locales hosteleros.


En nivel medio

Por otra parte concellos como Meis, Ribadumia, Caldas y Pontecesures se encuentran en el nivel medio de restricciones con la hostelería al 50 % en interior y lo mismo en exterior y sin necesidad de acreditar con PCR o vacunación el acceso a los bares. Eso sí, es un requisito obligado para el ocio nocturno aquí y para el nivel básico, en el que se enmarcan el resto de concellos arousanos.


Limitación en reuniones

Entre las nuevas medidas anunciadas por el presidente de la Xunta también está la referente a las reuniones entre personas. Afecta a toda Galicia, independientemente del nivel. A la espera de que estas cuestiones en concreto sean avaladas por el TSXG y, por lo tanto, pendientes de cuando se aplicarán de facto, la Xunta busca prohibir las reuniones de más de seis personas en interior y de diez en exterior. Podrá excederse este número siempre y cuando sean únicamente dos unidades de convivencia.


Además también se limitarán las reuniones de madrugada. En los concellos de nivel máximo y alto no se podrán reunir no convivientes de 1 a 6 de la madrugada, mientras que en los de nivel medio y básico será lo mismo, pero de 3 a 6.


Malas cifras

Todos esto teniendo en cuenta las cifras de contagios, que siguen siendo malas en la Ría de Arousa. En O Salnés ya se han superado los mil casos activos por coronavirus (1.036 en total) y a la cabeza sigue Sanxenxo con 305 en total (20 más que la jornada anterior). En Vilagarcía tampoco parece haber techo y tienen ya 246 (16 más), mientras que en O Grove se han disparado los casos en apenas unos días y tienen ya 94 positivos por coronavirus. En solo 20 días han sumado 90 contagios, tal y como reconoció el propio gobierno local. Sigue al alza también Cambados, con 162 casos, y también Vilanova con 77. Preocupante es la crecida en Meaño, con 56 positivos, mientras que en Meis son 32 y en Ribadumia 26. Pese a una bajada, en A Illa suman de nuevo y tienen 38 positivos.


En O Barbanza -con el baremo de los últimos positivos detectados en 14 días- en Boiro están con 206, en A Pobra con 84, en Ribeira con 136 y en Rianxo con 32.


En Ulla-Umia Caldas registró 30, Cuntis un total de 11, Moraña 14, Valga 10 y Cesures 15.


Feijóo justifica las restricciones tardías para Sanxenxo en su “población flotante”

La crispación en los municipios de Arousa con la hostelería cerrada en interior hace más de una semana era palpable estos días al considerar que Sanxenxo gozaba de cierta posición de “privilegios” en lo referente a las medidas del Comité Clínico. Ayer era inevitable que Feijóo se expresase sobre esta cuestión teniendo en cuenta que incluso alcaldes de su mismo color político -como Vilanova- habían amenazado con iniciar medidas legales contra la Xunta por ese “trato especial” a la localidad sanxenxina. Feijóo habló de Sanxenxo y para justificar que -ahora hasta el sábado- el ocio nocturno estuviese abierto y la hostelería en interior activa hizo referencia a la “poboación flotante” de la localidad. El presidente autonómico indicó que “Sanxenxo cuadriplica a poboación e hai que ter en conta a idiosincrasia que ten nestes meses de verán. Iso si, cando toca en Sanxenxo tamén aplicamos as medidas e non podemos facer excepción ningunha nin con Sanxenxo nin con ninguén. Iso si, tívose en conta o censo extraordinario que ten nestes meses de verán”.


Una justificación a la que no tardó en reaccionar el alcalde de O Grove, José Antonio Cacabelos, otro de los municipios turísticos por excelencia de la comarca de O Salnés. “No voy a entrar a polemizar, pero lo de la población flotante lo llevamos reclamando tiempo. Aquí pasamos de 10.650 habitantes en invierno a 20.000. Si se tiene en cuenta la población flotante no estaríamos en nivel máximo, sino alto”. Señala que es algo extrapolable al resto de la comarca de O Salnés, centro neurálgico del turismo en Galicia, y que pasa de los 110.000 habitantes en invierno a los más de 200.000 en la temporada estival.

Cerrojazo al ocio nocturno y PCR o vacuna para entrar en los bares en diez concellos de Arousa