Boiro le demanda a la Xunta el cierre perimetral de su polígono industrial y más aparcamientos

Conde visitó junto al alcalde y empresarios el polígono de Espiñeira | Chechu Río
|

Empresarios del polígono industrial de Espiñeira, con el respaldo del Concello boirense, le demandaron ayer al conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, su ayuda para acometer la realización de algunas mejoras, como el cierre perimetral de ese recinto empresarial y también la dotación de un mayor espacio de aparcamiento. Así lo dio a conocer el alcalde, José Ramón Romero, en el transcurso de una visita que realizó, junto al referido responsable autonómico y empresarios de dicho polígono, a ese suelo industrial. El regidor local indicó que muchas de las empresas allí emplazadas no tienen acceso por su parte posterior y en caso de que se registre un incendio sería más fácil de abordarlo, además de que también se evitarían robos al estar dotado ese cierre de cámaras de vigilancia.

Romero agregó que también se le pidió una zona de aparcamiento, pues indicó que “xa están ocupadas na súa totalidade as parcelas, e están chegando grandes industrias como Jealsa, que xa puxo dúas naves e acaba de instalar unha cámara frigorífica”. En este sentido, precisó que la gran cantidad de personas que van a acceder al polígono industrial de Espiñeira en breve tiempo “vai a ser moi grande”, por lo que hace falta ese espacio. En ese sentido, el alcalde señaló que el Concello boirense tiene varias parcelas en ese parque empresarial y que su objetivo es el de habilitarlas como zonas de aparcamiento de los trabajadores. E indicó que debido a que el coste de estas dos actuaciones solicitadas es muy elevado la intención que tienen es que se puedan acometer por fases.

Francisco Conde, que anunció que están preparando una ley de áreas empresariales orientada a seguir trabajando con los concellos en la mejora de estas infraestructuras, indicó que el polígono de Espiñeira fue uno de los beneficiarios de las ayudas de la Xunta para mejorar las condiciones de servicio a las empresas asentadas en ese tipo de superficies y facilitar la captación de nuevas inversiones. Este recinto industrial obtuvo dos ayudas por importe total de 183.000 euros, y se espera movilizar casi 230.000 euros con la aportación ,municipal. La primera línea de ayudas, que permitirán una inversión total de 147.000 euros, servirá para acometer actuaciones como la mejora de la pavimentación en el vial de entrada, con un nuevo asfaltado y un producto antideslizante, para que los vehículos de gran tonelaje no tengan problemas, sobre todo en el invierno, al tratarse de una pendiente pronunciada y en ocasiones tienen que dar marcha atrás hasta la rotonda para coger impulso. También se señalizarán las marcas viarias en la primera fase, se construirá un tramo de 200 metros de aceras pendiente en la segunda fas y se actualizará el cartel de entrada en el que figura la situación de las distintas empresas. La segunda línea de ayudas, de 82.000 euros, permitirá la colocación estratégica para las empresas de una docena de puntos de reciclaje para recogida selectiva de basura.

Boiro le demanda a la Xunta el cierre perimetral de su polígono industrial y más aparcamientos