La Mancomunidade abre su oficina de control de vertidos para asesorar a empresas

La presidenta y el gerente de la entidad presentaron la nueva oficina | G. Salgado Marta Giráldez
|

La nueva oficina de calidad de auga y gestión de vertidos de la Mancomunidad ya está en funcionamietno para tratar de de analizar las emisiones que las empresas realizan a la EDAR de Ribadumia y evitar que se produzcan filtraciones descontroladas que afecten al río Umia a su paso por los concellos de Cambados, Ribadumia y Vilanova.

La oficina técnica ha elaborado un censo en el que se encuentran 84 actividades industriales de los polígonos de la zona y el personal se encargará de realizar visitas a las empresas para comprobar su situación de vertidos y realizar los muestreos de las emisiones. Hasta el momento ya se han visitando cuatro compañias de la zona y la previsión es que se revisen un total de 40 a lo largo del año.

Según explicó ayer la presidenta de la Mancomunidade, Marta Giráldez, la intención de este nuevo servicio exigido por Augas de Galicia, es formar, instruir, ayudar y asesorar a las empresas, ya que la mayoría no cuentan con permisos de vertidos ajustados a la nueva legislación autonómica.

En el caso de detectar alguna deficiencia, desde la oficina se enviará una comunicación a la empresa en la que se exija que se haga un ajuste y hará un seguimiento del proceso para corregir que los vertidos se ajusten a los límites.

Para la puesta en marcha de la oficina, la entidad invirtió 4.000 euros en la compra de material, que a a la larga, señala el gerente Ramón Guinarte, “supón un gran aforro e operatividade”, ya que permite realizar analíticas rápidas que si se enviaran a un laboratorio supondrían un gasto de unos 150 euros por prueba. Además, los resultados permiten identificar si un vertido es muy contaminante o leve y poder actuar en consecuencia. En los casos que las empresas sean reincidentes y estén provocando daños considerables, se les desconectarla de la red de la EDAR porque en casos de vertidos, los Concellos son los que tienen que asumir la responsabilidad y la sanción por parte de Augas de Galicia.

Este servicio también estará abierto a cualquier otro concello de la comarca que lo solicite en caso de producirse una emisión que pueda ser contaminante.

La Mancomunidade abre su oficina de control de vertidos para asesorar a empresas