Teresa Portela, Filla Adoptiva do Grove

Teresa Portela festejó por todo lo alto la medalla de plata conseguida en sus sextos Juegos Olímpicos
|

La reina del piragüismo gallego vive en O Grove y se llama Teresa Portela. En su sexta participación en unos Juegos Olímpicos, ya todo un récord de por sí, y a sus 39 años de edad ha conseguido la medalla de plata en la distancia de 200 metros, una prueba exigente y que domina a la perfección.

Años de trabajo silencioso, con la complicidad y el apoyo decidido de su marido, David Mascato, toda una institución en este deporte junto a Fredi Bea, han recibido su fruto. No fue extraño, pues, que sus primeras palabras tras el efusivo abrazo con los suyos, fuese dedicar el triunfo a su familia, a su entrenador y a sus vecinos de Aldán, donde nació, y de O Grove, donde vive.

Con las palabras de su hija sonando en bucle en su cabeza, “mami gana”, Teri Portela más que navegar, voló sobre el agua para acabar en segunda posición. “Mami no ganó, pero me sabe a oro”, confesó.

Con ojeras y una sonrisa permanente que solo aporta el orgullo identitario, sus vecinos de Aldán jaleaban a la campeona y los de O Grove no cejaban de animar para darle el último impulso en la palada decisiva que le permitió subir al podio de Tokyo.

Y lo mejor de todo es que no se trata de un punto y final en su carrera. París está a la vuelta de la esquina y la medallista olímpica quizá se anime a competir en los que serían sus séptimos Juegos Olímpicos y ahí ya daría igual que consiguiese medalla o no, pasaría directamente a ocupar un lugar destacado en el olimpo del deporte.

El Concello de O Grove no es ajeno a ello y su alcalde, Jose Cacabelos, ya comunicó a la oposición municipal su intención de nombrar a Teresa Portela Filla Adoptiva do Grove y no solo por sus éxitos deportivos, que ahí están, sino porque aparte de ello “está totalmente integrada na vila e todo O Grove se sinte moi orgulloso dela”, como toda Arousa.

Teresa Portela, Filla Adoptiva do Grove