Cacabelos achaca a la “evolución biolóxica” las 22 altas y las medidas “non corrixen a situación”

La mascarilla sigue siendo muy necesaria ante la expansión del virus | m. ferreirós
|

La comarca de O Salnés tiene 83 casos activos menos que el día anterior. En toda el área sanitaria se redujo considerablemente la incidencia, con 191 contagiados menos. De estos, 22 altas se registraron en O Grove pero el alcalde del municipio, José Cacabelos, tiene claro que este descenso no se debe al buen funcionamiento de las medidas.

“Desde que se decretou o nivel máximo para O Grove a situación non se corrixe e incluso empeora”, señala el regidor socialista, que recuerda que en el momento en el que se imponen las más elevadas restricciones la localidad meca se encontraba en los 170 casos, mientras a día de hoy tiene 203 y unos días antes tenía 225. “É a propia evolución biolóxica”, señala el alcalde, que no solo defiende que las medidas no funcionan, sino que lamenta los problemas, incluso jurídicos, que le generan a los hosteleros.

“Non se ven capacitados para pedir unha certificación sanitaria”, explica Cacabelos, que apunta también que muchos jóvenes menores de 30 años se pusieron en contacto con él porque “se queren vacunar pero non hai vacunas”, por lo que, señala el regidor, se están “limitando dereitos”.

Además, denuncia la imposibilidad de realizar PCR para estos casos ya que “están moi retrasadas nos contactos estreitos” de un caso covid y en cuanto a los test de antígenos, dice Cacabelos, “as farmacias están saturadas”.

Por ello, concluye el alcalde de O Grove, las medidas del comité clínico “non están repercutindo a nivel sanitario” pero sí “a nivel económico”, en un municipio donde “moitas familias viven do verán”, por lo que augura un invierno duro.


Alivio hospitalario


O Grove es permanece en el nivel máximo junto a Sanxenxo y Meaño cuyo alcalde, Carlos Viéitez, cree que los más perjudicados son los empresarios del ocio nocturno y espera que la evolución siga bajando. Son nueve casos menos los que tiene el municipio y un total de 62. Esta elevada incidencia se deba, probablemente, a su proximidad a Sanxenxo, que ayer logró una notable bajada, al descender en 36 sus casos. Ahora tiene un total de 315. Baja también en 15 Vilagarcía, que tiene 220; en tres Ribadumia, con 24 y en 11 Cambados, que tiene 144. La alcaldesa del municipio albariño, Fátima Abal, destacó como “positivo” el paso al nivel alto de restricciones e incidió en que los efectos de los brotes son menos graves que en otras olas.

De hecho, bajan también las hospitalizaciones, con 27 ingresados en planta, dos de los cuales están en el Hospital do Salnés, y siete personas ingresadas en la UCI de Montecelo.

Cacabelos achaca a la “evolución biolóxica” las 22 altas y las medidas “non corrixen a situación”