Los vecinos se quejan del ruido en las terrazas de cuatro locales de ocio nocturno de Vilagarcía

Patrullas de la Policía Local vigilando las terrazas en la zona del Castro | D.A.
|

Con la reapertura del ocio nocturno, tras las restricciones de la pandemia, vuelven las quejas de los vecinos molestos por el ambiente ruidoso.

La Policía Loca de Vilagarcía registró en la madrugada del sábado al domingo un total de cinco denuncias de vecinos incomodados por el bullicio generado por las personas que se encontraban en las terrazas de cuatro establecimientos de hostelería de la localidad y por una fiesta privada en una vivienda.

Los agentes tuvieron que intervenir ordenando a los establecimientos implicados para que se redujera el nivel de ruido hasta el momento de la hora de cierre, que la Xunta establece a la una de la madrugada para bares y restaurantes y a las tres de la madrugada en el caso de los locales con licencia de ocio nocturno.



Menos fiestas particulares


Además, con el regreso de la actividad de los pubs, las fuerzas del orden están constatando menos quejas por la celebración de fiestas particulares en viviendas, aunque todavía sigue habiendo grupos de jóvenes que se reúnen en la calle para hacer botellón.



Rezagados de fiesta en la calle


En este sentido, este sábado fue bastante tranquilo en la localidad arousana, según informa la Policía Local. No se tuvo constancia de botellones aunque a las 9 de la mañana del domingo todavía quedaba algún grupo rezagado terminando la fiesta en plena calle, por lo que tuvieron que ordenar su retirada sin mayor complicación. Y es que la mayoría de las personas responden sin rechistar a las indicaciones de los agentes, especialmente a la hora de llevar puesta la mascarilla, pero sigue habiendo personas a las que les cuesta cumplir las normas para la seguridad de todos. 

Los vecinos se quejan del ruido en las terrazas de cuatro locales de ocio nocturno de Vilagarcía