Se retoman las obras del centro adaptado del club Mecos que acumulan meses de retraso

Instalaciones del club de remo Mecos en las que se están acometiendo las obras | cedida
|

Las obras del centro adaptado del club de remo Mecos parece no tener fin y pese a que la previsión del gobierno de O Grove era poder inaugurar estas instalaciones en la primavera del 2020, lo cierto es que a día de hoy los trabajos todavía no han acabado.


En este sentido, el alcalde de O Grove, José Cacabelos, reconoce que “lleva más retraso de lo que desearíamos”. Según los argumentos de la empresa, habría problemas para la ejecución de la obra vinculados a la crisis sanitaria, a la falta de personal y a imprevistos de última hora en el proyecto.


Con todo, el regidor explica que en las últimas semanas se ha dado un empujón a los trabajos tras las reuniones del aparejador municipal y el concejal de Deportes, Santiago Meis, con los responsables de la empresa y “ahora ya si que la obra va al ritmo que queríamos y cubriendo las expectativas que teníamos”, señala.


Sin justificación

“Hay que reconocer que vamos con retraso y sabemos que en el club Mecos no están muy contentos, pero confío en que finalmente la obra se ejecute y finalice en un plazo breve de tiempo”. Esa es la esperanza del gobierno local ante una más que esperada obra que “ya ha sobrepasado con creces el tiempo estimado de la propia ejecución, lo cual no es de justificación” lamenta el alcalde, quién también reconoce que algunos cambios, como el incremento de las unidades de obra y la necesidad de reforzar alguna estructura, han sido también motivos de peso que han llevado a la empresa a esta demora.


Superados ciertos atrancos, dice Cacabelos, “creo que ahora si tenemos enfocada la ejecución y a ver si por fin somos capaces de inaugurar ya el local adaptado en el club de remo Mecos”. El proyecto para convertir el edificio en el primer local gallego de remo adaptado se remonta al año 2016, cuando el propio club propuso su idea al Concello. En marzo de 2019 la actuación salió a licitación por unos 100.000 euros y un plazo de ejecución de seis meses y las obras comenzaron en el mes de diciembre. Sin embargo, casi dos años después, todavía no se ha podido hacer realidad.

Se retoman las obras del centro adaptado del club Mecos que acumulan meses de retraso