lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Arousa se acoge a una jornada de silencio y reflexión en recuerdo por los que no están

Arousanos de las tres comarcas llenaron ayer los cementerios para poner flores, velas o visitar las tumbas de aquellos que se han ido | Mónica Ferreirós

Jornada de recogimiento, reflexión y recuerdo. Así se vivió el día de Todos los Santos en Arousa en el que los cementerios fueron un hervidero de familias enteras en recuerdo de los que ya no están. El ajetreo ya se dejó notar en los días previos con la limpieza de los panteones y también con la colocación de velas y flores. El de ayer es, con diferencia, uno de los días del año con más presencia en los campo santos y una tradición que va más allá de lo religioso para convertirse en una fecha para el recogimiento, la reflexión y el reencuentro.


Aunque se esperaba una jornada lluviosa finalmente el buen tiempo aguantó hasta bien entrada la tarde. Ya desde primera hora de la mañana los visitantes acudieron a todos los cementerios de Arousa -tanto los que son parroquiales como municipales- para dejar flores, alguna vela o simplemente estar en silencio a modo de recuerdo. Poco alboroto y muchas conversaciones en baja voz y centros de flores de todos los colores que no dejaban ni una sola tumba en el olvido.


Las floristerías trabajaron durante horas y de forma incansable en la elaboración de ramos y centros que pudiesen llegar a los cementerios a tiempo. De hecho el Mercado das Flores todavía funcionaba ayer por la mañana para que los más rezagados todavía pudiesen hacer sus compras.


El retorno a los cementerios de una forma normalizada tuvo este año un elemento más especial después de los largos meses de pandemia vividos. De hecho hace justo un año las restricciones llegaban incluso a las visitas a los camposantos y permitiendo unidades familiares muy reducidas. Los concellos que estaban con medidas muy severas -como era el caso de Vilagarcía- vivieron un pequeño respiro en una jornada en la que se permitió visitar los campos santos.


El gel hidroalcohólico ya no se veía este año en los cementerios y, al ser lugares al aire libre, muchos optaron por no llevar la mascarilla al no registrarse aglomeraciones.

El día de Todos los Santos -festivo en toda España- da paso hoy al Día de Difuntos también con visitas -aunque en menos medida-a los que ya no están.

Arousa se acoge a una jornada de silencio y reflexión en recuerdo por los que no están

Te puede interesar