El Consello da Xunta autoriza las expropiaciones para ejecutar la senda en la AC-305 en Rianxo

Mapa sobre el tramo por el que discurrirá la senda de la AC-305 en Rianxo | Xunta
|

El Consello da Xunta autoriza las 27 expropiaciones de los terrenos necesarios para la construcción de una nueva senda peatonal en la carretera autonómica AC-305, en el tramo A Casilla - O Araño - Burés, en Rianxo.


La Xunta invertirá cerca de 400.000 euros en este itinerario, que se ejecutará en el margen derecho de esta vía autonómica, con la finalidad de fomentar la movilidad alternativa y alcanzar una merma del tráfico rodado que actualmente existe entre los núcleos de Burés y A Casilla. En este presupuesto se incluye el pago de los 27 predios necesarios para llevar a cabo esta actuación.


La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade convocará el levantamiento de los actas previas de las expropiaciones y licitará la ejecución de las obras entre finales de este año o principios de próximo, para su ejecución en 2022. Los trabajos cuentan con un plazo de ejecución de seis meses y puede optar a la financiación a través de fondos React de la UE.


La intervención proyectada por el departamento de Infraestructuras de la Xunta prevé desarrollar este nuevo itinerario en dos tramos. El primero de los tramos se dispondrá entre los puntos kilométricos 9+960 y 10+760, partiendo del núcleo de Burés, a continuación de la acera actual, y finalizando en el lugar de Os Xens, conectando la nueva senda con la ya existente. El segundo tramo, entre los puntos 12+510 y 13+020, comienza en Contrés y finaliza en el lugar de A Casilla, dando continuidad a la senda peatonal actual.


En este entorno ya hay sendas o aceras, pero entre Burés y Os Xens y entre Contrés y A Casilla, aun existiendo viviendas contiguas a la carretera, actualmente no hay espacio para el tránsito peatonal seguro.


Para la ejecución de los nuevos tramos de la senda, que suman algo más de 1,3 kilómetros, se tomó cómo referencia la línea de borde actual de la carretera. De este modo, se reduce o ampliara el arcén para igualar hasta los 50 centímetros en toda la actuación. A partir de ahí, se realizará la ampliación de la plataforma hasta alcanzar una senda de 2 metros de ancho y, en algún tramo, disponer una cuneta de 30 centímetros, además de un borde de hormigón.


La nueva senda favorecerá los desplazamientos peatonales, un mejor acceso a las paradas de transporte público y la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero. El Gobierno gallego sigue impulsando la construcción de nuevas sendas con el objetivo de dotar los vecinos de itinerarios que le permitan hacer sus desplazamientos cotidianos de manera más cómoda, segura y sostenible.

El Consello da Xunta autoriza las expropiaciones para ejecutar la senda en la AC-305 en Rianxo