lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El presidente de Castilla y León corrige a Vox en su cruzada contra el aborto

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha corregido este lunes al vicepresidente de la Junta y dirigente autonómico de Vox, Juan García-Gallardo, y ha reiterado que las medidas sanitarias para prevenir abortos en la Comunidad no serán obligatorias para los médicos.

 

"No se obligará a los médicos ni a las mujeres", ha resumido Mañueco en una declaración institucional sin preguntas de la prensa, acompañado por el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, en la que ha insistido en que las anunciadas el pasado jueves tras el Consejo de Gobierno son medidas de ámbito sanitario, centradas en el fomento de la natalidad en una Comunidad "con evidentes problemas de despoblación" y para mejorar y modernizar su cartera de servicios en la atención a las embarazadas.

 

El presidente ha subrayado tiene "muy claro" que "alterar el orden" existente en materia de atención a los embarazos y variar el criterio clínico de los médicos sobre realizar o no determinadas pruebas "puede derivar en coacciones directas e indirectas" hacia las mujeres que quieren abortar, ante lo que ha remarcado que su gobierno "ni las va a promover ni amparar" (las coacciones).

 

Mañueco ha sostenido que el protocolo existente para los casos de mujeres que quieren abortar "no se modifica" con estas medidas "en ningún caso", lo que en la práctica implica que los médicos no ofrecerán a la mujer la posibilidad de escuchar el latido o acceder a una ecografía 4D, que era lo anunciado por García-Gallardo, que esta misma mañana ha reiterado que sí sería obligatorio para los facultativos.

 

"La voluntad de la mujer, la legislación vigente y el criterio médico seguirán operando en Castilla y León", ha zanjado el presidente, convencido de que ni la legislación ha cambiado ni la Sociedad de Ginecología ha solicitado introducir modificación alguna al respecto: "no se obligará a los médicos a nada, no se obligará a las mujeres embarazadas a nada", ha rematado.

 

"Por eso he considerado necesario puntualizar exactamente qué es lo que se va a hacer y qué es lo que no se va a hacer", ha apostillado.

 

"ESTUPEFACCIÓN" CON EL GOBIERNO

Mañueco ha criticado que, en el momento de su comparecencia ante los medios de comunicación, la Junta aún no había recibido el requerimiento anunciado por el Gobierno central, al que ha acusado de utilizar "a las mujeres para hacer oposición" a su Ejecutivo autonómico.

 

El presidente ha manifestado su "sorpresa" y "estupefacción" por la actitud del Gobierno ante estas medidas, ya que ha argumentado que actualmente "no existe en esta Administración ningún acuerdo tramitándose" sobre la materia aludida en el requerimiento: "no albergo ninguna duda de que su único propósito es sacar rédito político y en consecuencia nos parece lamentable", ha expresado.

 

El también dirigente autonómico del PP ha vinculado esta polémica con las consecuencias de la ley del 'solo sí es sí', en referencia a la rebaja de penas y excarcelaciones por el cambio en el Código Penal que se aplica para agresores sexuales.

 

"No tiene ninguna autoridad para dar lecciones en lo referido a la protección de las mujeres", ha sostenido Mañueco, para quien el Gobierno actúa con "soberbia" al no "rectificar pese a la alarma social y la profunda injusticia que supone" esa modificación del Código Penal. "Que se centren en modificar su chapuza de ley cuanto antes", ha concluido

El presidente de Castilla y León corrige a Vox en su cruzada contra el aborto

Te puede interesar