El Comité Clínico analiza hoy a O Salnés con Sanxenxo en el punto de mira

Los bares, principales perjudicados por las restricciones, esperan hoy la decisión del organismo | mónica ferreirós
|

Todas las miradas de los vecinos de la comarca de O Salnés están hoy pendientes de las decisiones que se adopten desde el Comité Clínico. El órgano que asesora a la Xunta en la pandemia del coronavirus se reúne a las seis de la tarde con la incógnita de qué pasará con las restricciones de Sanxenxo (con el número de casos y también la incidencia acumulada más alta de la comarca) o de si cambiarán cuestiones relacionadas con los concellos que se encuentran en el nivel alto como son Cambados, Vilagarcía, A Illa y Vilanova. El Comité se reúne a las seis con una presión evidente. Y es que nadie en O Salnés parece entender las razones esgrimidas por los expertos para mantener en el nivel medio (con la hostelería en interior y el ocio nocturno abiertos) a la localidad sanxenxina. El municipio sumaba ayer otros 11 casos y galopa hacia el récord histórico no solo en la localidad, sino en el global de la comarca. De hecho suma 249 casos activos, una cifra que ningún otro concello saliniense había alcanzado desde el inicio de la pandemia. Ni siquiera Vilagarcía, que aunque ayer batía su propio récord con seis positivos más y un total de 221 casos, no había pasado de los 216 ni en los meses más duros de la segunda ola.


Con el objetivo de intentar frenar una quinta oleada de contagios que parece imparable el Sergas ha decidido organizar un cribado tanto para vecinos como para visitantes el jueves y el viernes en Nauta. Se baja la edad, dado que el público diana es de entre 16 y 35 años, y será un sistema de autocita. Los interesados deben anotarse en la página hasta 24 horas antes de la prueba. Un sistema de autocita que arranca también hoy en Vilagarcía y que busca mejorar las cifras de participación. Los últimos cribados promovidos mediante el sistema de cita previa dejan un balance de que solo el 50 % de los citados acuden a hacerse la PCR. Del realizado en Baltar hace unos días se convocó a 1.500 personas y solo asistieron 756. Entre ellos se detectaron un total de 38 positivos asintomáticos.


Una autocita que se activa también hoy en el recinto ferial de Fexdega con una comarca al rojo vivo no solo en contagios, sino también en indignación por las “diferencias” a la hora de aplicar las medidas restrictivas desde la Xunta. En Vilanova, cuyo alcalde se mostraba “alucinado” por la falta de acción del Sergas con Sanxenxo, sumaban ayer tres positivos y tiene ya 67. En Cambados los casos son 142 y Meaño también muestra una situación complicada con 42 positivos. O Grove, como ya se preveía, continúa sumando y hay 58 casos, mientras que en Meis son 25 y en Ribadumia un total de 23. Solo A Illa sigue bajando con 35 casos.


En O Barbanza

Al otro lado de la Ría también se deja notar la quinta ola. La peor situación se registra en Boiro, con 182 positivos registrados en los últimos 14 días. En Ribeira son ya 111 en este mismo período, mientras que en Rianxo son 29 y en A Pobra un total de 29.


En la comarca de Ulla-Umia la situación es contenida, aunque hay positivos en Caldas (31 en los últimos 14 días); en Valga son 12; en Cuntis 11 y en Moraña y Cesures 12 respectivamente.


De forma paralela, aunque lenta, sigue creciendo la hospitalización. En Pontevedra-O Salnés son 14 los ingresados, además de cuatro personas en la UCI. En el global del área hay 1.879 positivos en covid 19.

El Comité Clínico analiza hoy a O Salnés con Sanxenxo en el punto de mira