Entre la fascinación y el miedo, las redes no paran de hablar del volcán de La Palma

Varias personas observan la evolución del volcán de la isla de La Palma desde la localidad de Tajuya, en el municipio de El Paso. EFE/ Miguel Calero
|

Vuelven a ser, las redes sociales, el sobresaliente espejo de lo que está pasando, y se han convertido en el mejor mural de la fascinación y el miedo que a partes iguales genera un acontecimiento como la erupción volcánica que ha comenzado en La Palma tras el hervidero de seísmos de los últimos días.


Tantos y tan sofisticados medios científicos y tecnológicos como hay en la isla de La Palma, la disponibilidad que muchos curiosos y aficionados tienen de acceder a modernas herramientas (de geolocalización o imágenes satelitales) y los mensajes y fotos lanzados por muchos testigos presenciales de lo que está ocurriendo han convertido las redes en una ventana privilegiada a la que asomarse para conocer lo que sucede.


"Así desde mi casa", el mensaje que ha puesto una vecina del volcán, resume y muestra a la perfección cómo lo están viviendo los habitantes de la Palma, un mensaje que se suma a los cientos de fotografías y de vídeos que circulan ya por las redes y que ilustran cómo avanzan los ríos de lava por las laderas de la isla, captados desde sus cercanías, pero también desde otras islas canarias.





Entre las imágenes que ya inundan las redes destacan por su espectacularidad las que proporcionan las cámaras del Observatorio del Roque de los Muchachos del Instituto Astrofísico de Canarias y los "time lapse" (cámara rápida) que se están reproduciendo desde que el volcán entrara en erupción, imágenes que acumulan miles de visualizaciones.





Pero además de la fascinación que causan las imágenes, las redes se llenan de mensajes de personas que claman para que la sociedad no vea esto solo como un espectáculo y se percaten de que este fenómeno natural está causando importantes daños materiales que van a sufrir muchas personas.


"Visualmente el volcán es un espectáculo y para la comunidad científica un espacio de investigación, pero para las personas que han perdido sus casas, sus terrenos de cultivos... no es un espectáculo ni una atracción turística. Es una tragedia", ha escrito un navegante; "una desgracia para los que perdieron sus casas; un espectáculo para los demás", se lee en otra cuenta.



Y se suceden las quejas de los vecinos, y los llamamientos para no compartir en las redes imágenes ni noticias de dudosa procedencia, así como los mensajes de apoyo a la población de La Palma, a todos los efectivos que están trabajando en los dispositivos de seguridad y emergencia y a la comunidad científica que ha monitorizado y previsto todos los escenarios desde hace días. Y las cadenas de solidaridad ya han comenzado.


Los vídeos y las imágenes demuestran ya el esfuerzo que muchos vecinos y agentes de las distintas fuerzas de seguridad están haciendo no sólo por asegurar la protección de las personas; también de los animales que están quedando atrás, y los llamamientos que varias organizaciones están haciendo para acoger a esas mascotas y que no queden desprotegidas mientras dura la erupción.


De "belleza aterradora" lo han tildado muchos navegantes en las redes, que además de quejas, testimonios, llamamientos a la solidaridad y de respaldo a los habitantes de la isla, y en especial a quienes están viendo dañados sus vienes, se han llenado también de ironía y de humor.


"A las televisiones españolas que paran su programación para contarnos que aterriza el avión de Messi, un saludo desde Canarias", dejó escrito J.M. 





Y viral se está haciendo ya el vídeo que muestra las imágenes de los primeros momentos de la erupción grabados desde una vivienda, en el que se escuchan voces de miedo y preocupación, pero también a un hombre que tranquiliza al grupo: "Hay tiempo de comer sin problema".





Entre la fascinación y el miedo, las redes no paran de hablar del volcán de La Palma