cierre

Un estudio cifra en casi 1.500 los empleos que se perderán por el cierre de la central de As Pontes
La revista 'Sustainability' publica un estudio de economistas gallegos sobre el impacto socioeconómico en el municipio
Ruiz aduce la obra del polígono industrial para evitar el cierre de la sucursal bancaria en Palmeira

Los cuatro grupos de la oposición solicitan un pleno extraordinario para debatir una propuesta vecinal sobre el asunto

La Guardia Civil denuncia casi 1.600 infracciones por saltarse las restricciones el Viernes Santo

La Guardia Civil tramitó este Viernes Santo un total de 1.586 infracciones y controló 25.090 vehículos en toda España, según han indicado a Efe fuentes cercanas del dispositivo.El Jueves Santo se interpusieron 1.166 denuncias y se controlaron 32.271 vehículos, mientras que el miércoles la Guardia Civil denunció un total de 1.365 infracciones y controló 28.583 vehículos en toda España, según las mismas fuentes.Este dispositivo forma parte del despliegue de 64.200 agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil que en esta Semana Santa tienen como objetivo que se cumplan las restricciones, como no saltarse el cierre perimetral decretado en todas las comunidades autónomas.Estos controles afectan especialmente a las carreteras y, según informó recientemente el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se intensifican en los recorridos cortos.En Cataluña, los Mossos d'Esquadra y las policías locales esa comunidad han impuesto 166 denuncias entre el jueves y el viernes pasado, en la salida de la segunda fase de Semana Santa, por no respetar la burbuja de convivencia en los desplazamientos más allá de la comarca.Según datos policiale, el pasado jueves los Mossos d'Esquadra y las policías locales impusieron 76 denuncias y el viernes 90 por no acreditar que su movilidad más allá de la comarca estaba justificada, ya que únicamente se permite para las burbujas de convivencia.Además, la Guardia Urbana de Barcelona desalojó el viernes a 90 personas de un local de copas ubicado en el barrio del Poblenou de la ciudad.La Policía local ha informado este sábado en las redes sociales del desalojo, que tuvo lugar al comprobar que en el local no se estaban respetando las medidas contra el Covid-19.

Rueda, sobre el horario de la hostelería: "No es suficiente, pero es un primer paso"

El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, ha compartido este sábado que el cierre de la hostelería a las seis de la tarde, horario impuesto en la desescalada, no es "suficiente" pero sí el "primer paso" y ha vuelto a insistir en la conveniencia de ir "poco a poco" con la intención de avanzar y de "no dar pasos atrás".Si se cumplen las normas y los datos epidemiológicos van mostrando mejoría, se podrá ir "ampliando" el margen "hasta volver a un horario normal", ha dicho en Rodeiro (Pontevedra), municipio que ha visitado para asistir a la toma de posesión del alcalde, Rubén Quintá, después de que su predecesor, Luis López, fuese nombrado delegado de la Xunta en Pontevedra.Rueda, que se ha tomado un café en un establecimiento, ha comentado que, si se acatan las recomendaciones de las autoridades sanitarias, "lo lógico y lo normal será ir avanzando".En declaraciones a la prensa, ha aludido al sistema de códigos QR que permite registrar los clientes de estos locales y que será obligatorio desde el próximo viernes, tras la ampliación de tiempo concedida.Ha dicho que muchos hosteleros se la han descargado al mismo tiempo, por lo que ha habido alguna "dificultad técnica" y, en este momento, "algo más del 70% " ya han completado el proceso.Registrar las visitas a un negocio es algo "muy sencillo" que facilitará "mucho las cosas" en caso de un contagio, ha expuesto, y ha recordado que en todo caso es algo "absolutamente reservado" solamente para su uso desde un punto de vista sanitario."Se activará en caso de que se produzca un contagio en beneficio general y de ellos mismos", ha expuesto.