Política

Sanidad y elecciones

Pero los ciudadanos seguiremos esperando las vacunas, como agua de mayo, sin que estas afloren en la cantidad que se precisan y al riesgo de padecer una nueva ola de alguna otra variante del virus, si no se ponen las medidas precisas para que la mayoría de la población esté vacunada en estos próximos meses.La política, parece que para el Presidente, tiene mayor preferencia, que el estado sanitario del país y de sus ciudadanos, se abstiene de ponerse al frente de la lucha contra la pandemia y por encima, no llegan las vacunas precias para el pueblo, pero él no descansa dedicando todo su esfuerzo a la arena política, en lugar, de la defensa sanitaria. 

Por fin hay una demostración de juego político

Sea cual sea el resultado del conflicto entre la convocatoria de elecciones en la Comunidad de Madrid y las mociones de censura, al menos lo ha visto venir y ha intentado frenarlo.

Cs no se cierra a cambios en la organización, pero no ve el sentido de un congreso

"No podemos estar en una asamblea permanente", insisten al señalar que los problemas que pueda haber en Cs no se resuelven con una asamblea "cada tres meses".Zanjada esa vía, lo que le queda a los críticos es solicitar un congreso extraordinario y para eso necesitan el apoyo de una mayoría cualificada de dos tercios, bien del comité ejecutivo o del consejo general.Sobre la posibilidad de abrir la cuota de los miembros de la ejecutiva permanente (actualmente son siete con Arrimadas) como demandan algunos dirigentes territoriales, entre ellos el vicepresidente andaluz, Juan Marín, o el coordinador de la Comunidad Valenciana, Toni Cantó, la dirección afirma que no es descartable, pero que, en todo caso, "no puede haber grupos de decisión de veinte personas".La última dirección de Albert Rivera se amplió hasta sumar dieciséis personas.Insisten en que el nuevo proyecto de Cs se está implantando y que hay que dar tiempo al tiempo para asentarse, pero que al margen de que pueda entrar más gente en la cúpula, lo que no sobra es nadie, en alusión a la dimisión del vicesecretario primero del partido, Carlos Cuadrado, que han pedido algunos y que para el círculo de Arrimadas es un capítulo que dan por zanjado.Y en lo que es la implantación del proyecto de la líder naranja, el partido va a poner el foco en el municipalismo para afianzarse de cara a las próximas elecciones locales y de ahí que el partido esté trabajando para volcarse con los 400 cargos electos que tienen porque, entre otras cosas, son conscientes -dicen- de que ellos deben ser los altavoces de la política naranja.Por eso, se van a aplicar en recortar la distancia entre la dirección y las organizaciones, sobre todo municipales, pero también territoriales.Tienen dos años para reforzar esa presencia territorial que han tenido abandonada de cara a la siguiente cita electoral a nivel nacional, aunque antes están las andaluzas del año que viene.Con ese objetivo, Arrimadas ha empezado a viajar y, después de visitar esta semana Aragón y a su presidente, Javier Lambán, con quien Cs acaba de cerrar un acuerdo sobre los presupuestos autonómicos, tiene previsto ir la semana que viene a Castilla y León, donde Cs cogobierna con el PP.Quieren además visualizar así que Ciudadanos es un partido útil y en el centro, que puede pactar a derecha e izquierda en función de los intereses de los españoles.También este año pretenden celebrar de manera presencial su primera convención, aunque si la pandemia no da tregua tendrán que hacerla de manera telemática, una convención que nada tiene que ver con los malos resultados en Cataluña -aclaran- porque está contemplado en los nuevos Estatutos.Se trata de un órgano previsto para fomentar la participación de los afiliados a través de los coordinadores de las agrupaciones. 

Libertad para ofender

Por ello nos cuesta trabajo entender la pertinaz defensa de algunos del derecho a ofender, que nada tiene que ver con la defensa de la libertad de expresión o, lo que es lo mismo, no entiendo el ejercicio de esta libertad como arma para denigrar u ofender a un tercero.

La oposición planta a Varela entre críticas de absolutismo y comparaciones con Fole

El alcalde defendió un Presupuesto que sacó adelante gracias a su mayoría absoluta


en la Corporación

El negocio de la política

Un oficio en el que no pocos ciudadanos que entran en los partidos políticos ven en estas organizaciones las plataformas idóneas para ganarse la vida y prosperar en la sociedad.

Vox irrumpe en la campaña catalana tras los incidentes contra sus líderes

Las alertas de diferentes candidaturas ante el avance de Vox en las encuestas y los incidentes registrados en las últimas 48 horas en actos electorales de este partido han situado a la formación de extrema derecha que lidera Santiago Abascal en el foco de la campaña de las elecciones catalanas.Todas las encuestas publicadas hasta ahora vaticinan la entrada de Vox en el Parlamento de Cataluña: según un sondeo publicado por El Mundo, la candidatura que encabeza Ignacio Garriga lograría entre cinco y siete escaños, un resultado similar al que le augura el diario Ara, entre sies y siete diputados.Eso significa que Vox, con un discurso beligerantemente agrio contra la inmigración, el independentismo y una supuesta "islamización" de Cataluña, podría conseguir grupo propio en el Parlament e incluso igualar o superar en escaños al PPC.Frente a la inminente irrupción de la ultraderecha en el Parlament, los candidatos en liza han incorporado a sus discursos menciones a esta posibilidad cada vez más verosímil.Este domingo, en un mitin en Vic (Barcelona), donde un día antes decenas de manifestantes apedrearon los vehículos de Garriga y del secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, la candidata de JxCat a la presidencia de la Generalitat, Laura Borràs, se ha ofrecido como el "voto para frenar a la ultraderecha"."Contra Vox, votos masivos por la democracia", ha clamado Borràs, que ha criticado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por destacar el sentido de Estado de la formación de Abascal a raíz de la aprobación del decreto de fondos europeos en el Congreso.También el candidato de ERC, Pere Aragonès, que ha recibido el apoyo de Arnaldo Otegi, ha pedido "un voto masivo" a Esquerra para impedir que el presidenciable del PSC, Salvador Illa, "pueda sumar con Vox y con los otros partidos del 155".Después de los incidentes en Vic, este domingo han vuelto a producirse escenas parecidas en la visita de Abascal a Salt (Girona) y de Ortega Smith a Valls (Tarragona), que han terminado con el lanzamiento de objetos por parte de decenas de manifestantes contrarios a su presencia, que han chocado con los agentes de los Mossos d'Esquadra que formaban parte del dispositivo de seguridad.Abascal ha acusado a la conselleria de Interior de la Generalitat de ser "cómplice" de los manifestantes, por su "pasividad total".Dos agentes de los Mossos d'Esquadra han resultado heridos leves en Valls durante su intervención para contener las protestas, según han explicado a Efe fuentes policiales.

Monedero abre la puerta a presentarse a la alcaldía de Madrid

Mi tarea no es, creo, tener cargos de representación, me siento útil haciendo lo que hago, pero sería hipócrita decir 'de este agua no beberé'", asegura Monedero en una entrevista con Efe.Monedero, que dejó la dirección de Podemos en 2015 entre críticas a la estrategia política del entonces número dos, Íñigo Errejón, dice que el secretario general de su partido, Pablo Iglesias, no le ha pedido encabezar la candidatura de la capital como -lamenta- han publicado "sin consultar" algunos medios de comunicación.No obstante, dice sentirse muy concernido por lo que sucede en su ciudad, donde Podemos no tiene representación municipal a raíz de la fractura con la exalcaldesa Manuela Carmena, en cuya lista no se integró ningún representante de la formación de Pablo Iglesias como tampoco lo hizo IU.Carmena, que se presentó con las siglas de Más Madrid en un tándem con Íñigo Errejón, no logró revalidar la Alcaldía y renunció a su acta.Los concejales de su lista se han dividido ahora en dos: la parte liderada por la exportavoz municipal Rita Maestre se ha integrado en el partido de Errejón pero los llamados "carmenistas" no lo han hecho.